arrow-right host location public time type

Ya no basta con cumplir: ¿Qué espera la sociedad chilena de las empresas hoy?

22 de Diciembre 2020 Noticias

Con datos recogidos entre agosto y septiembre de este 2020, Visión Humana presentó en un webinar -encabezado por su director, Patricio Polizzi- los resultados del estudio “La Empresa que Queremos 2020,” que tiene como objeto detectar los cambios en las perspectivas y percepciones que la sociedad chilena tiene con respecto a las empresas. Para realizarlo, se entrevistó a 2144 personas de todas las regiones del país.

En la presentación participaron también Verónica Devenin, académica adjunta de la Escuela de Negocios UAI y miembro del directorio de B Academics y Marcela Bravo, gerenta general de ACCIÓN Empresas.

Uno de los primeros aspectos a resaltar es que solo un 25% de los encuestados está satisfecho con el país, y un 71% cree que Chile necesita cambios. “La baja satisfacción con el modelo de país y sociedad junto a las expectativas de cambio ofrece grandes oportunidades de contribución económica y social para las empresas,” reflexionó Polizzi.

Muy de la mano con este análisis está que un 67% de los encuestados declara estar de acuerdo con la relevancia de las empresas. Es decir, que creen que son importantes para el bienestar y desarrollo de la sociedad. “Esto se da un poco más en el caso de los hombres y de la generación babyboomers. La generación Z por su parte es la que menso relevancia le da al rol de la empresa, al menos en lo que respecta a la empresa tradicional”.

Un 43% de los encuestados cree, por otra parte, que las empresas efectivamente contribuyen a la sociedad, es decir, hay una brecha entre lo que se espera y lo que se cree que hacen. “Por lo general son los millennials (37%) los más críticos con respecto a la contribución que las empresas tienen en el desarrollo de la sociedad”.

Las definiciones de una buena empresa

Una parte del estudio está dedicada a preguntar qué consideran los encuestados que son las características esenciales de una buena empresa, y los resultados son los siguientes: Un 52% piensa que una buena empresa es transparente; 37% dice que considera que una buena empresa es cumplidora; 32% innovadora; 31% honesta y un 30% considera que una buena empresa es aquella que es socialmente responsable. “Es decir, las personas buscan empresas que sean confiables e innovadoras” dijo Patricio Polizzi.

En cuanto a las características que debe tener una buena empresa para trabajar, un 71% considera que la característica que debe tener la organización es ser confiable y honesta; un 47% piensa que debe entregar productos y servicios de calidad y un 46% responde que debe ser solvente económicamente.“La sociedad demanda esencialmente empresas abiertas, confiables, innovadoras y que buscan crear riqueza compartida con todos quienes las integran” agregó el investigador.

Con respecto a cuál es la contribución de los distintos sectores de empresas, un 71% de los encuestados cree que la mayor contribución la entregan el sector tecnología, seguido por el sector alimento (70%) luego el sector universidades (69%) y un 64% cree que la mayor contribución la entrega el sector salud. Estas respuestas se condicen con el rol que cada uno de estos sectores tienen en la vida cotidiana de las personas.

Un aspecto sumamente interesante del estudio es que encontró que las actividades de consumo consciente aumentaron en un 71%. “Es una tendencia en desarrollo y expresa una actitud más reflexiva en la elección de marcas y productos”, señaló el director de Visión Humana. Es decir, “se está desarrollando una demanda más holística del rol y del actuar de las empresas.”

El investigador cree, además, que los malestares, crisis y cuestionamientos se traducirán en un cambio de conciencia como sociedad, “que nos está llevando a mirar más holísticamente el rol y actuar de las empresas.”

Eso, en su opinión, se traduce en que las empresas deberán asumir algunos desafíos esenciales como la integración y balance de su rol económico y social; el desarrollo de una lógica ecosistémica y colaborativa de actuar; asegurar consistencia en todos los frentes e integrar nuevas miradas y saberes para el desarrollo integral de sus negocios.

Impacto Positivo

La académica adjunta de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Verónica Devenin, comentó sobre los resultados del estudio, indicando que a su parecer, hay una base que todos esperan que las empresas cumplan, y es que sean honestas y cumplidoras. Luego, se espera de ellas que sean socialmente responsables y que tengan atributos de justicia incorporados. “Pero ahora hay un nuevo escalón, que no solo es no hacer daño, sino que es que la empresa tenga impacto positivo más allá de la empresa, con propósito.” La empresa con impacto positivo, reflexionó Devenin, puede re-generar, es decir volver a generar condiciones para la vida en ecosistemas y volver a generar condiciones para la prosperidad social. “Esperamos cada vez más que las empresas sean actores sociales, y varias transnacionales ya lo están empezando a hacer. Este paradigma de regenerar está comenzando.”

Marcela Bravo, Gerenta General de ACCIÓN EMPRESAS comentó sobre estos resultados que las crisis son oportunidades para las empresas. “Hoy la sociedad tiene altas expectativas porque ve la relevancia del sector privado en el desarrollo de su entorno. Lo importante entonces es cómo desde las empresas se están abordando esas expectativas”, explicó Bravo, quien también se refirió a la importancia del propósito empresarial, que significa declarar explícitamente un objetivo que va más allá de la maximización de las utilidades, que incluye el inicio de un proceso de mejora constante para que la empresa gestione sus asuntos de sostenibilidad. “Cuando se tiene un propósito claro, se puede abordar con convicción la sostenibilidad. Y con esto no solo se genera valor en la sociedad, también se pueden recuperar las confianzas perdidas,” señaló.

Revisa el estudio de Visión Humana AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram