arrow-right host location public time type

Uso de servicios digitales: mujeres, personas de bajos ingresos y menores niveles educacionales presentan mayor brecha

9 de Junio 2021 Noticias

La Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez –a través del académico Arturo Alba-, junto a la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) y Con@acción, dieron a conocer los resultados del Barómetro de Brecha Ciudadana Digital, una encuesta que se realizó entre enero y abril de este año, y que recopiló información de la brecha digital en Chile para la posterior generación de políticas públicas que apunten a su reducción.

Los resultados del estudio, creado por el Observatorio Iberoamericano de Comunicaciones Digitales (OCD), midió a través de la percepción de las personas, cómo han vivido el proceso de transformación digital y analizó en qué medida les ha sido más o menos difícil enfrentar este cambio tecnológico. Las conclusiones mostraron que las mujeres, las personas de bajos ingresos y de menores niveles educacionales, son quienes presentan la mayor brecha en el uso y acceso a servicios digitales como el teletrabajo, la educación en línea, trámites virtuales del Estado, de salud y comercio electrónico.

Los datos del informe arrojaron que existe una correlación lineal entre menores niveles de ingresos y mayores grados de dificultad para el uso de los servicios analizados, sobre todo en el caso de personas con un nivel de ingresos mensual por debajo del octavo decil per cápita o menor a los $352.743 al mes, versus con el segmento de encuestados con un ingreso mensual sobre $611.729: teletrabajo (86% vs. 68%), educación en línea (87% vs. 64%), trámites virtuales del Estado (80% vs. 55%), trámites virtuales de salud (83% vs. 57%), y comercio electrónico (85% vs. 50%).

Escenario similar ocurre con aquellas personas con menores niveles de educación. Al comparar las diferencias entre formación básica versus estudios de postgrado, las diferencias son evidentes: teletrabajo (91,1% vs. 62,5%), educación en línea (90,2% vs. 60,71%), trámites virtuales del Estado (84,6% vs. 55,4%), trámites virtuales de salud (87% vs. 53,6%), y comercio electrónico (88,6 vs. 46,4%).

Las cifras también arrojaron un escenario preocupante en la situación de mujeres: el 77% de ellas presentaron mayores dificultades en acceder a estos servicios en comparación con los hombres (61%), quienes muestran menor dificultad de acceso en todos los ámbitos: teletrabajo (82% vs. 66%), educación en línea (82% vs. 65%), trámites virtuales del Estado (71% vs. 60%), trámites virtuales de salud (74% vs. 62%), y comercio electrónico (74% vs. 53%).

“La ciudadanía comprende, requiere y demanda inclusión digital, por lo que analizar a fondo estos temas permite avanzar en el desarrollo de iniciativas que ayuden en aspectos como la reducción de pobreza, el acceso a la educación, el trabajo y la salud, para movilizar, de forma activa, el desarrollo sustentable (ODS) e inclusivo de los ciudadanos”, señaló Arturo Alba, académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El profesor agregó que esta medición “nos da la posibilidad de priorizar y establecer desafíos en las distintas áreas en donde la digitalización ha llegado para quedarse. Estos objetivos son, por ejemplo, mejorar la calidad de la conexión, avanzar en la conectividad de sectores aislados digitalmente, abrir espacios de capacitación digital y promover la protección de datos y privacidad de las personas. Sin olvidar que factores de salud mental, convivencia, pérdida del espacio personal y adecuado soporte a usuarios, también están impactando a la brecha digital de uso”.

Mujeres y zonas sin internet: caso de preocupación

Desde la Subsecretaría de Telecomunicaciones agregaron que la brecha existente en el caso de las mujeres es preocupante. Su par del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, María José Abud, añadió que “acá lo más importante es cómo vinculamos este estudio a la política pública y se espera que no queden solamente en un análisis y que tengan un accionar y eso es lo que también viene y parte de lo que hemos estado trabajando con la subsecretaría de Telecomunicaciones y de Ciencias. En conjunto con los tres ministerios hemos trabajado en una agenda contundente sobre cómo acercar a las mujeres y niñas a TICS y a STEM. Hay desafíos en materia de educación y de estereotipos de género”.

En el caso de las madres que estudian, el doble rol (estudio más cuidado y labores del hogar) destaca en los resultados, y las que trabajan aseguran que cuando las clases “topan” con el teletrabajo, se prioriza este último por sobre la educación. El estudio también concluyó que el hogar se convierte en un lugar asociado al estrés y se pierde la conciliación familiar, con un deterioro en la salud mental como principal consecuencia.

A pesar de la dificultad de acceso a servicios digitales, los participantes mostraron en la digitalización el grado más alto en la escala de valoración (74,41%), en un periodo marcado por el teletrabajo y la educación en línea. Los encuestados mencionan dificultades de conectividad, tanto en carencia de dispositivos como en calidad de las redes, ya que la potencia de las conexiones hogareñas dista mucho de las corporativas; y la estabilidad decae al ser compartida por varios miembros del hogar; con zonas de carencia de servicios de electricidad y otras sin conexión a internet o con mala señal.

El resumen ejecutivo del “Barómetro de la Brecha Digital Social” puede ser descargado desde los sitios www.subtel.cl y www.conaccion.cl.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram