arrow-right host location public time type

UAI presenta nuevo Diplomado en Gobierno Corporativo

2 de Diciembre 2020 Noticias

Más allá de su utilidad para mitigar riesgos corporativos, el gobierno corporativo ha adquirido relevancia en los últimos años porque hay evidencia de que permite crear valor, por ejemplo, mediante la atracción de inversionistas institucionales que buscan invertir en empresas con buenas prácticas ambientales, sociales y económicas.

 “La sociedad ha cambiado y existe un mayor empoderamiento y acceso a información corporativa, por lo que ya no es suficiente el enfoque legal del gobierno corporativo, siendo relevante más que nunca el enfoque económico y social de esta disciplina, y de sus prácticas.”, dice el profesor de la Escuela de Negocios UAI, Germán Heufemann. “Por medio de estrategias de involucramiento activo (activo engagement) y políticas de voto en Juntas de Accionistas (proxy voting), los inversionistas están ejerciendo un rol mucho más activo en la consideración de los buenos (y malos) gobiernos corporativos dentro de sus análisis de inversión, para premiarlos (o castigarlos) en la selección de activos en sus portafolios, lo que les impone a quienes son sujeto de sus análisis e inversiones -principalmente las empresas listadas en bolsas- la necesidad de avanzar en el perfeccionamiento y divulgación pública de sus procesos, prácticas y políticas de gobierno corporativo,” agrega el académico.

Precisamente el profesor Heufemann es el director del nuevo Diplomado en Gobierno Corporativo de la UAI, que nace para responder a lo que las dinámicas actuales de mercado y societarias exigen: mirada más allá del mero cumplimiento legal; enfoque de creación de valor del gobierno corporativo más que viejas recetas que no funcionan en los mercados latinoamericanos; y especialmente, una mirada integral de esta disciplina en el contexto del desarrollo sostenible de las corporaciones y entidades que necesitan funcionar con órganos de gobierno robustos, ya sean empresas, entidades sin fines de lucro, y otro tipo de figuras societarias. La invitación es a abrazar el gobierno corporativo desde las oportunidades de negocios que le entrega a las firmas, y no necesariamente desde la mirada tradicional de mitigación de riesgos o desde el temor a fallar.

¿Qué se espera hoy día de un buen directorio?

“Principalmente, que tome buenas decisiones en el interés social de la compañía; y para ello, es necesario que funcione bien. En este ‘funcionar bien’ debe incluirse su adecuada composición y diversidad, pero también sus prácticas de diligencia en materia de auditoría y controles internos; relación con los accionistas; definición de incentivos y estructura de las remuneración de los ejecutivos y del propio Directorio; medidas que permitan la prevención de la corrupción; medidas que permitan la prevención de prácticas anticompetitivas; y prácticas en el Directorio que promuevan la transparencia e integridad de sus estrategias y prácticas de influencia (lobby).

A nivel nacional….¿cómo evalúas la importancia que le dan las empresas a tener buenas prácticas de gobierno corporativo?

 En el “Estudio Anual 2020 de Gobierno Corporativo: Desempeño de Empresas Latinoamericanas”, que lanzamos en marzo de 2020 en UAI, se evaluaron 139 grandes corporaciones listadas en bolsa de Chile, Perú, Colombia, Brasil y México: los resultados indican que Chile, entre estos 5 países, se ubica en el 2º lugar, después de Colombia, pero por sobre el desempeño de las empresas de Brasil, México y Perú. Al analizar en detalle área por área, notamos que Chile se destaca positivamente en la composición de los directorios, en sus prácticas de diligencia en materia de auditoría y controles internos; en las medidas que permiten la prevención de prácticas anticompetitivas; y en las prácticas en el Directorio que promueven la transparencia e integridad de sus estrategias y prácticas de influencia (lobby).

Los aspectos que fueron evaluados deficientemente fueron relación con los accionistas y en particular el respeto por los accionistas minoritarios; la definición de incentivos y estructura de las remuneración de los ejecutivos y del propio Directorio; la reducida diversidad de género en los Directorios; y aunque algo mejor evaluado, también existen falencias en la prevención de la corrupción.

Conoce más del nuevo Diplomado en Gobierno Corporativo AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram