arrow-right host location public time type

Estudiantes UAI exploran el universo con equipos de primer nivel

9 de Mayo 2022 Noticias

Después de dos años de pandemia, 25 estudiantes interesados por la astronomía y que se inscribieron en el taller de Observación Astronómica dictado por el académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI Hugo Caerols, retomaron las actividades presenciales en el campus de Peñalolén.

Y este semestre, las actividades se retomaron con una sorpresa: gracias a que la UAI está afiliada al Observatorio Mancomunado de Astrofísica (OMA), instancia coordinada por el Instituto Milenio de Astrofísica MAS, los y las estudiantes del taller podrán utilizar instrumentos avanzados operados en forma remota para hacer observación y astrofotografía de galaxias, cúmulos estelares y nebulosas.

“En particular, usaremos un telescopio de 0.5 metros de diámetro, ubicado en el observatorio El Sauce, en la región de Coquimbo, y que está equipado con una cámara CCD.  Incluiremos una clase, este semestre, en la que, con nuestra ayuda, los/as alumnos/as podrán fotografiar galaxias y objetos maravillosos de nuestro universo utilizando este instrumento”, cuenta el académico de Ingeniería UAI, Hugo Caerols.

El taller de Observación Astronómica es un curso de la Dirección de asuntos Estudiantiles (DAE), que se imparte desde 2017 y está abierto a todos/as los/as estudiantes de la UAI. En este curso, los/as alumnos/as – a través de enseñanza teórica y práctica-  aprenden conceptos básicos de astronomía. “Ubican, a simple vista, diferentes objetos astronómicos como planetas interiores y exteriores a la tierra en la bóveda celeste. También cúmulos abiertos como las Pleyades y las distintas constelaciones, como Orión y Escorpión, por mencionar dos, que se ven desde nuestra ciudad en las distintas estaciones del año”, explica Caerols, quien agrega que “estas y otras constelaciones esconden los objetos astronómicos más hermosos de nuestro cielo”.

De la misma manera, durante el curso, los/as estudiantes pueden manipular y aprender a usar telescopios sencillos, tanto manuales como motorizados para observar la galaxia. También se realizan observaciones solares, en las que los/as alumnos/as pueden ver manchas solares.

El curso consta de 12 clases, algunas teóricas y otras prácticas, donde también los/as participantes aprendan a tomar fotos con sus celulares.

Además, los/as estudiantes que participan se integran al club de astronomía OAUAI (Observación Astronómica de la Universidad Adolfo Ibáñez), el que se ha ido formando distintos alumnos/as que han pasado en este curso. “En este grupo están algunos exalumnos/as, de los más motivados, que incluso se mantienen en el club hasta ahora. Para finalizar el curso, a veces organizamos una sesión de observación en Cajón del Maipo donde podemos ver más estrellas y galaxias, como las nubes de Magallanes, a simple vista”, puntualiza el académico UAI.

Presencialidad

En cuanto a retomar las observaciones presenciales, el académico explicó que “este curso es eminentemente práctico y se suspendió por todo el período de la pandemia, no podíamos reunirnos y los/ alumnos/ no tienen telescopios en sus casas. Además, mostrarles el cielo con un puntero laser e indicar los elementos a observar es una experiencia irremplazable”.

No obstante, gracias a la afiliación con el OMA “ahora, con el telescopio remoto, sí podríamos diseñar una versión online del curso y lo haremos de ser necesario. Los/as alumnos/as se ven muy motivados, preguntan mucho durante las clases y lo pasamos muy bien. A todos/as les encanta aprender en forma práctica es una experiencia que no se olvida. Hemos aprendido mucho en estos años de dar el curso y ahora es mucho más completo que cuando iniciamos el 2017, pero hay, sin embargo, un denominador común que es la extraordinaria motivación de los alumnos por conocer el universo en el que vivimos y que recorremos en nuestra hermosa nave espacial llamada Tierra”, concluyó Caerols.

Revisa algunas fotografías del taller:

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram