arrow-right host location public time type

Roberto Bonifaz: Chile está excelentemente posicionado para sufrir menos problemas ante una ineludible crisis financiera mundial

25 de Marzo 2019 Noticias

El economista, académico y director del Magíster en Dirección Financiera de la Escuela de Negocios, Roberto Bonifaz, impartió una charla en la que pronosticó una ineludible crisis financiera mundial para el segundo semestre de este año, basándose principalmente en el sobreendeudamiento de los mercados y en el análisis del contexto financiero actual, que es comparable al que ha habido previo a otras crisis globales.

Bonifaz explicó que la cantidad de deuda que tiene tasa negativa ha aumentado dramáticamente de noviembre a la fecha, por lo que los mercados no están preparados para subidas de tasas, al menos en el corto plazo. “Es más, en algunos casos están dispuestos a aceptar tasas negativas para intentar preservar su capital”, comentó. Y agregó que “para que la economía esté sana tiene que haber demanda, y si la mayor cantidad de dinero se va a pagar deudas, es poco probable que haya demanda”.

A raíz de esta problemática, el académico reveló la razón de por qué las tasas no suben, pese a que existe una gran cantidad de deuda en los mercados. Bonifaz demostró que lo que se está gestando en distintos mercados es una “demanda artificial” de los bonos emitidos por los gobiernos, esto ocurre en Estados Unidos con la FED y en Europa y Japón con sus respectivos bancos centrales. Entonces, la “demanda artificial” se produce cuando estas instituciones salen a comprar los bonos de sus propios gobiernos y, al generarse esta demanda, el precio de los bonos sube y la tasa de interés baja. Esta situación, a criterio del experto, se genera debido a que no existe demanda de otros mercados para adquirir los bonos de Tesorería.

Por esta razón, el economista asegura que “puedo oler que habrá una recesión durante el tercer o cuarto trimestre de 2019, lo que va a gatillar un efecto financiero importante”.

Bonifaz piensa que lo primero que se va a resentir, siendo la causa inicial de la crisis, serán los mercados accionarios, “y el primero de todos ellos será el norteamericano, ya que, al igual como ocurre con los bonos, las empresas estadounidenses están generando una demanda artificial al comprar sus propias acciones. (…) Basta un solo trimestre de recesión para que se pueda duplicar la tasa de interés de las empresas. Ese sería el desastre si ocurre por el lado de Estados Unidos”, sentenció.

Para el académico, la segunda causa de la crisis estaría en el mercado de deudas europeo, especialmente por lo que ocurre en Italia, en donde los bancos poseen bonos del gobierno italiano como base de su capital, por lo que, ante una subida en las tasas de estos bonos, el valor de los activos que tienen todos los bancos italianos caería drásticamente, pudiendo no cubrir sus necesidades de capital. Bonifaz aseguró que, desde el 2008 a la fecha, los bancos italianos han perdido un 76% de su valor. “La banca italiana es el tercer sistema bancario más importante de Europa, por ende, todos tienen inversiones en bancos italianos, así que, si éstos caen, no es solo un problema de Italia”, enfatizó el experto.

Mientras que la tercera causa de esta eventual crisis provendría de Alemania. “Deutsche Bank, en mi opinión, está quebrado hace mucho tiempo. No se requiere que el mercado se complique mucho para que ocurran desastres con Deutsche Bank”, planteó.

Bonifaz considera “que todos los síntomas de recesión en Estados Unidos ya vienen, que Italia no ha resuelto sus problemas en el mercado financiero europeo y que Alemania debe lidiar con uno de los bancos más grandes y complicados del mundo”. No obstante, el economista argumentó que “puede ser bueno que venga una crisis: si este sobreendeudamiento se resuelve, los avances en tecnología pueden dar lo suficiente para que haya crecimiento en la economía mundial”.

¿Qué implicancias tendría para Chile?

“La gran ventaja de estar en Chile es que lo que le va a pegar al mercado accionario es mucho menos de lo que le pega al mercado accionario estadounidense. En general, si le apuestas al peso, en uno o un año y medio después de la crisis, es probable salir razonablemente bien parado. Yo creo que hoy países como Estados Unidos, Japón, Inglaterra y algunos otros de Europa van a sufrir bastante más que los denominados países emergentes. Chile está excelentemente posicionado para sufrir menos problemas”, manifestó Bonifaz.

Redes Sociales

Instagram