arrow-right host location public time type

Realidad virtual para el combate del estrés laboral

7 de Septiembre 2021 Noticias

Un lente de realidad virtual, a través del cual se entrega terapia para combatir el estrés laboral, fusionado con una banda que monitorea las ondas cerebrales para diagnosticar y hacer seguimiento a los niveles de ansiedad, antes, durante y después del tratamiento. Todo, integrado en un lazo de neuro-feedback o circuito de retroalimentación neural que opera mediante una plataforma alojada en la nube y que permite al usuario relajarse en parajes como la playa, una montaña o hasta el Amazonas sin moverse de donde esté, mientras es guiado por un avatar. Parece ciencia ficción, pero no lo es… Se trata de la forma en que opera Neural Health, un servicio que tuvo su origen como el proyecto de tesis de Eduardo Cornejo, egresado del Magíster en Innovación de la Escuela de Negocios UAI, justamente mientras cursaba el programa y que hoy, ya constituido como empresa, ha sumado dos socios y cuenta con dos líneas de negocios: empresas y pacientes individuales.

Aunque el ámbito de trabajo de este ingeniero en telecomunicaciones siempre había sido la minería, la experiencia vivida en el curso del magíster lo motivó a explorar nuevas áreas de acción y se decidió por el estrés.

En ese entonces (2017 a 2019), previo a la llegada del covid-19, “ya era tema el estrés, pero con la pandemia se agudizó de manera increíble; hubo un cambio radical en los niveles de estrés que existían en el país y a nivel mundial”, relata el actual CEO y fundador de Neural Health.

Cornejo cuenta que comenzó a trabajar en este tema a través de entrevistas y focus groups, siguiendo el proceso de desarrollo de una iniciativa de innovación. “La idea era probar todo el proceso; iterar las veces que fuera necesario, ir con clientes, prototipar, equivocarse y volver a reencuadrar, para poder generar algo concreto que realmente le aportara valor a quien sufría estrés”, agrega.

Durante este camino, llegó a la definición de que se enfocaría específicamente en el estrés laboral. “A raíz de la transformación digital y un sinfín de cosas nuevas, la gente se está estresando más en el trabajo. La demanda siempre ha existido, pero se ha incrementado en el tiempo. Las personas tienen que estar disponibles para atender lo que sea y a veces no cuentan con las herramientas o los dominios necesarios, pero la demanda sí que está. Entonces, uno empieza con síntomas subagudos de estrés crónico hasta que finalmente termina con burnout y se da cuenta tarde, porque hoy día el estrés está normalizado: creemos que la dinámica del trabajo es un trabajo con estrés”.

En busca de la solución

Ya definido el problema y el usuario, había que encaminarse en la búsqueda de una respuesta. Y si buena parte del estrés laboral presente hoy en día viene motivado por la tecnología, a lo largo del proceso Eduardo Cornejo descubriría que esta misma podía ser parte de la solución. Pero no fue un hallazgo inmediato.

“Muchos estudios de distintas consultoras mundiales en recursos humanos advertían que venía una ola de trabajar el well-being o el wellness en las instalaciones de las empresas, con un mercado donde las empresas iban a necesitar esto in situ muy grande”, recuerda.

En ese momento, con el desafío claro de entregar el servicio en el lugar de trabajo, Cornejo se puso manos a la obra. Armó un equipo de fundadores -externos al Magíster- con quienes unieron fuerza y capital para desarrollar un proceso de I+D que fue bien exhaustivo en el testeo de soluciones y tecnologías, pasando desde ideas como ir a buscar al colaborador a su trabajo y llevarlo a un cerro con un terapeuta o un botón de pánico que funcionaba on-demand a la manera de una App, hasta llegar a la realidad virtual.

“Sabíamos que existía una terapia basada en realidad virtual que estaba probada y había tenido mucho éxito en el ámbito militar, sobre todo en Estados Unidos, donde los terapeutas le encontraron un uso práctico con veteranos de guerra y cuadros de estrés postraumático”, cuenta.

“Por otro lado, el lente de la realidad virtual nos permitía resolver la problemática de no tener que mover al colaborador. No había ya que desconectarlo y llevárselo al cerro, sino que podíamos llevarle el cerro a su lugar de trabajo, entonces, nos resolvía ese problema: cómo poder transportar a la persona desde su lugar físico a otro sitio y lograr una desconexión”, añade.

El siguiente desafío fue encontrar la forma de medir de manera concreta los resultados de la terapia y, nuevamente, después de mucho prototipar, desembocaron en la Neurociencia y llegaron a la solución de un sensor de ondas cerebrales que se pone mediante una banda en la cabeza del usuario y va fusionado al lente, permitiendo el monitoreo constante a través de un circuito.

En la actualidad Neural Health entrega diversos tipos de terapia contra el estrés y mantiene las líneas de negocio de empresas y Healthcare, con la que han atendido a pacientes internados en la UCI o incluso con cuadros ansiosos producto de haber sufrido covid-19.

De Dubai al mundo  

Por estos días, Neural Health se convirtió en una de las startups seleccionadas por WOM y Corfo para escalar sus soluciones con 5G, en el marco de la segunda versión del concurso “WOM 5G Challenge 2021”, con su solución PAIN ESCAPE. Lo anterior permitirá a los ganadores hacer uso del 5G para acelerar sus negocios con mayor innovación y eficiencia.

Entre los múltiples planes a futuro de la compañía, en lo más inmediato está la participación junto a ProChile en el Pabellón Chileno Distrito de Movilidad de la EXPO 2020 DUBAI, desde el 1 de octubre de este año hasta el 31 marzo de 2022, con toda la visibilidad global que ello implica.

Además, actualmente están desarrollando tres estudios científicos conducidos por especialistas médicos, uno de los cuales ya fue aprobado por el comité ético científico del Hospital La Florida: “Manejo del Burnout en funcionarios públicos en pandemia”. En paralelo se encuentran en conversaciones con fondos de inversión internacionales para ir por una serie A de Venture Capital.

Sobre las herramientas que le aportó el Magíster en Innovación de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez para llegar al desarrollo e implementación de Neural Heath, Eduardo Cornejo destaca el proceso de innovación.

“Me acuerdo muy bien de un ramo que lo daba Javier Traslaviña, donde revisamos las etapas de un proceso de innovación, que es lo que después, si estás emprendiendo, te toca vivir en carne propia. Tener un marco de trabajo claro y saber cómo navegar en ese framework que nos enseñó el Magíster es vital”, concluye.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram