arrow-right host location public time type

Profesor de Ingeniería UAI se adjudica proyecto para estudiar la vegetación en la zona mediterránea de Chile

22 de Diciembre 2021 Noticias

El profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, Javier Lopatin, se adjudicó el proyecto “Efecto de la vegetación en la retroalimentación tierra-atmósfera en la zona mediterránea de Chile”, en el marco del concurso Subvención a la Instalación en la Academia (SIA), de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo.

El proyecto del académico busca entender las adaptaciones físicas que tiene la vegetación esclerófila –aquella que está adaptada a largos periodos de sequía y calor, como la vegetación natural de la zona mediterránea- producto de las sequías de las últimas décadas, y cómo estas adaptaciones modulan a su vez, a pequeña escala, el clima local.

“A esto se le conoce como retroalimentaciones tierra-atmósfera, y se puede estudiar mediante el balance de energía del ciclo hidrológico en el continuo suelo-vegetación-atmósfera (SVAC por sus siglas en inglés), por ejemplo, cómo pasa el agua entre estos tres componentes continuamente”, explica Lopatin, quien agrega que para estudiar esto, se requiere “de datos climáticos y de humedad del suelo estimados por estaciones meteorológicas, y de mediciones en terreno constantes de flujos y rasgos físicos y químicos de la vegetación”. El académico detalla que, con estos datos, y una vez estudiadas las interacciones del SVAC a escala local, se puede proyectar qué pasaría con la vegetación nativa de la zona mediterránea bajo distintos escenarios de cambio climático.

Javier Lopatin, académico de Ingeniería UAI.

 

En otras palabras, el objetivo del proyecto es comprender “cómo los procesos que gobiernan el SVAC del bioma mediterráneo modulan las retroalimentaciones tierra-atmósfera bajo escenarios de cambio climático a escala local”, indica Lopatin. El proyecto también busca, de manera más específica, evaluar las retroalimentaciones vegetación-atmósfera y humedad del suelo-atmósfera a distintas escalas y su proyección bajo escenarios de cambio climático; identificar rasgos o atributos vegetacionales que funcionen como proxies de retroalimentaciones tierra-atmósfera; y generar metodologías robustas para estimar retroalimentaciones tierra-atmósfera en el tiempo y el espacio usando datos satelitales.

El proyecto tiene una duración de tres años, y el académico estima tener resultados a partir de fines de 2022, que corresponde al primer año, relacionados a estimaciones de adaptaciones vegetales en el espacio usando datos satelitales, y a partir del segundo año (2023) para las retroalimentaciones tierra-atmósfera, ya que –explica- se requiere medir al menos un año completo de datos.

“El tema del proyecto es bastante interdisciplinario por naturaleza, por lo que esperamos integrar esfuerzos de académicos de la facultad desde el punto de vista de climatología, hidrología, biología, Data Science, y otros”, destaca Javier Lopatin, quien es Doctor en Recursos Naturales del Instituto de Geografía y Geocología (IfGG) del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT), Alemania, y cuyas áreas de investigación se centran en la ecología del paisaje y la ecología de ecosistemas, utilizando datos obtenidos por teledetección de satélite y drones.

El concurso Subvención a la Instalación en la Academia (SIA) busca contribuir al fortalecimiento institucional de las universidades chilenas, a través de la contratación de investigadores independientes que inician su carrera.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram