arrow-right host location public time type

Pandemia: sus alcances políticos, económicos y sociales

11 de Junio 2020 Noticias

El Magíster en Comunicación Política y Asuntos Públicos realizó la primera charla de su ciclo : “Conversaciones de actualidad: Política y pandemia”, titulada “Populismos y Pandemia”, donde Magdalena Browne, socióloga y periodista, Msc Media & Communication y Decana Escuela de Comunicaciones y Periodismo UAI, conversó con Andrés Velasco, Ph.D. en Economía, exministro de Hacienda nuestro país y actual Decano Escuela de Políticas Públicas LSE, Londres.

“Destacamos la participación de Andrés Velasco y la mirada integral que nos puede dar sobre los desafíos tanto a nivel local como global que se vienen, sobre todo para entender cómo esta pandemia nos puede llevar a otra pandemia, que como dijo Andrés, es el populismo”, afirmó la Decana al inaugurar la conversación.

En su presentación el exministro comentó que el populismo es el antónimo de la democracia liberal y que su manera de hacer política reniega de la complejidad del mundo, el pluralismo y los pesos y contrapesos de la democracia liberal: “El mundo es complejo y el populismo lo reduce a una simplificación grotesca, pero al mismo tiempo,potencialmente potente desde el punto de vista político”.

Asimismo, el decano de la LSE, afirmó que 1/3 de la humanidad cabe dentro de regímenes populistas lo que hace que el gran conflicto político del siglo XXI será entre el populismo autoritario y los liberales demócratas.

¿La pandemia fortalece o debilita los populismos? Para Velasco el covid-19 es una crisis grande, profunda y dolorosa: “nunca antes hemos conocido una crisis como esta, por lo menos en los últimos 100 años”, y si bien se ha visto una respuesta tardía y errática por países conducidos por populistas, asegura que es muy temprano para concluir los efectos que tendrá sobre este tipo de régimen político.

Asimismo, el economista, sostiene que los tres países que mejor lo han hecho controlando esta pandemia –Alemania, Taiwán y Nueva Zelanda-,  son gobernados por mujeres y la razón es en parte, por la estabilidad social y política que existe en ellos: “Nueva Zelanda por ejemplo, puede darse el espacio a tener un liderazgo joven e informal porque tiene instituciones creíbles”.

Velasco, reflexionó que para evitar el populismo se instale en países como el nuestro, más allá de la pandemia, hay que poner atención en la falta de confianza que existe en las instituciones: “eso es letal para las democracias” y afirma que los datos en Chile son “desoladores”  ya que en la última CEP  la confianza no alcanza el 5% entre partidos de políticos, Congreso y Gobierno: “nadie cree en nadie y esto es un caldo de cultivo feroz para el populismo”.

Sobre el futuro de Chile, el decano de la LSE sostuvo que ve con suma preocupación lo que viene: clase política desprestigiada, conflicto social (que solo se contuvo porque llegó la pandemia), pobreza, un gobierno sin dotes políticas, una élite alejada de la realidad y ocho elecciones el próximo año.Es por eso que  para poder salir de este estado, recuperar la confianza es fundamental y el rol de los medios de comunicación es crucial: “no debe mostrarse el debate solo como un conflicto, quedarse en ello es un flaco favor para la credibilidad de las instituciones”.

Para finalizar, Velasco recalcó que otro factor relevante para encontrar una solución a la situación chilena, es modernizar las instituciones políticas y en eso el proceso Constitucional juega un rol estratégico: “se ha hablado de muchas cosas en la discusión pero hablemos de las tres cosas que importan: régimen político, sistema electoral y descentralización”.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram