arrow-right host location public time type

Herramientas y amplio conocimiento del sector: nuevo Diplomado en Dirección de Fundaciones e Inversión Social

2 de Mayo 2022 Noticias

En la actualidad, en Chile y Latinoamérica, existe una escasa oferta de programas de postgrado sobre filantropía institucional e inversión social corporativa en el ámbito de dirección y gestión de este tipo de organizaciones. Conscientes de esta necesidad, la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez y el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS), perteneciente a la Escuela de Gobierno de la UAI, lanzan el Diplomado en Dirección de Fundaciones e Inversión Social, que se desarrollará en formato virtual, con un módulo presencial.

En opinión de Magdalena Aninat, directora del CEFIS -entidad que lleva siete años estudiando el sector y promoviendo su profesionalización- si bien la práctica filantrópica es parte de la cultura latinoamericana, es en la última década que se observa un aumento significativo de iniciativas que se formalizan, toman estructuras de fundaciones y se orientan no solo a “hacer el bien”, sino a generar impacto. “Pero lograr impacto requiere contar no solo con pasión y motivación por temas de interés público, sino también con competencias y herramientas de gestión que permitan generar valor social”, agrega la directora del nuevo diplomado.

Para Pedro Fierro, co-director del programa, la ausencia de postgrados sobre filantropía institucional e inversión social responde, al menos, a dos factores. “El primero tiene que ver con la proliferación de las iniciativas filantrópicas en el continente. Existe un muy buen trabajo que se ha venido desarrollando con fuerza en el sector, que ha llevado a profesionalizar una serie de estrategias y herramientas. Y el segundo tiene que ver con que, a mi juicio, el ambiente que rodea a estas iniciativas no ha ido desarrollándose con la misma rapidez”.

“A través del trabajo del CEFIS se ha podido observar, por ejemplo, los diversos problemas regulatorios que enfrentan estas organizaciones, producto de legislaciones e instituciones anacrónicas. Una de las cosas que intentamos hacer con este programa es estar a la altura del desarrollo de la filantropía y ofrecer herramientas de dirección y liderazgo que suelen estar orientadas al mundo de los negocios”, añade el académico de la Escuela de Negocios UAI.

Lo anterior es de vital importancia si se considera el rol clave que juegan las fundaciones y entidades filantrópicas a nivel social en América Latina. En efecto, en opinión de Magdalena Aninat, éstas tienen una capacidad única para movilizar y articular a distintos actores a enfocarse en la solución de problemas complejos, cuando tienen clara su misión y cuentan con un liderazgo orientado hacia el impacto. “Las fundaciones e iniciativas de inversión social de una empresa no cuentan con la cobertura del sector público, pero sí son clave en aportar innovación, probar y proponer nuevos modelos, mejorar la calidad de vida de una comunidad, visibilizar un tema relevante para la ciudadanía con propuestas de cambio efectivo, y tener una mirada de largo plazo que convoque a la colaboración”.

“Asimismo, en familias empresarias, la fundación familiar permite ser un proyecto común de encuentro entre generaciones, un espacio de formación a la next gen y de vinculación con su comunidad, en la medida en que se gestiona bien. En empresas, las áreas de inversión social también necesitan una gestión profesional para lograr fortalecer la vinculación de la empresa con su entorno y avanzar hacia una estrategia de sostenibilidad que genere valor en la dimensión social”, sostiene.

Por su parte, Pedro Fierro complementa afirmando que “sabemos que el desarrollo de los países latinoamericanos difícilmente estará del todo determinado por la sola labor de los gobiernos de turno. Por lo mismo, este programa surge del convencimiento de que la sociedad civil cumple y cumplirá un papel esencial en el camino hacia el desarrollo del continente. Lo hemos visto con la pandemia y, en Chile, con el conflicto social y político en que estamos inmersos. Las iniciativas privadas tienen un dinamismo y flexibilidad que les permite hacerse cargo de una serie de asuntos públicos críticos de manera eficiente”.

Lo mejor de dos mundos

Sobre las innovaciones que el Diplomado en Dirección de Fundaciones e Inversión Social incorpora en su metodología, Magdalena Aninat comenta que se trata del “único programa que combina la enseñanza de primer nivel en management que ofrece la Escuela de Negocios UAI con el amplio conocimiento del sector filantrópico y de inversión social empresarial que tiene el CEFIS, en combinación con el conocimiento práctico de líderes de la región”.

Junto con ello, Aninat explica que incorpora cuatro metodologías de vanguardia que todo líder trabajando con foco social debe incorporar para el siglo XXI: innovación y metodologías ágiles, incidencia en políticas públicas, evaluación de impacto, y ciencia de datos para asuntos de interés público. “En este sentido, es un programa muy completo para quienes lideran fundaciones que buscan estar a la vanguardia, para familias empresarias con iniciativas sociales, y para áreas de asuntos públicos y gestión social de empresas que requieren desarrollar una vinculación efectiva con sus comunidades y la sociedad”, señala.

En esto concuerda el co-director, Pedro Fierro: “El programa es innovador en sí mismo. En nuestro vecindario no existen otras iniciativas de este tipo. Hablamos de un diplomado empujado por una Escuela de Gobierno y una Escuela de Negocios. Se ha intentado generar un proyecto integral, que mezcla la expertise en el mundo de la filantropía, con el CEFIS, con la experiencia en la formación de habilidades directivas y de liderazgo. Creemos que el resultado es algo único. Pero, además, se trata de una metodología híbrida que nos permitirá tener alumnos de todo el continente. En programas profesionales, donde cada participante aprende de la experiencia del otro, esto se traduce en una oportunidad increíble”.

Otro de los elementos novedosos del programa es la incorporación de espacios de aprendizaje con líderes del sector en América Latina. “Tener la oportunidad de conocer de primera mano la experiencia de líderes efectivos es clave para un aprendizaje orientado a la práctica que permite ser aplicado por los estudiantes en sus propias instituciones”, señala Magdalena Aninat.

“Por ello, el diplomado cuenta con espacios de aprendizaje con líderes que han vivido el proceso de transformar organizaciones y llevarlas a un modelo de prácticas efectivas. La base de este modelo de prácticas efectivas lo hemos trabajado en colaboración con entidades de Colombia, Perú, México y Argentina y se recoge en el sitio filantropialatam.uai.cl un espacio de aprendizaje compartido donde compartimos casos, seminarios, guías orientadas a fortalecer la capacidad organizacional de distintos tipos de fundaciones”, concluye la directora del CEFIS.

Conoce más sobre el Diplomado en Dirección de Fundaciones e Inversión Social AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram