arrow-right host location public time type

Mensaje para la comunidad

17 de Noviembre 2019 Noticias

Estimada Comunidad:

En un mensaje anterior les comenté que el país requería de un nuevo “modus vivendi”. Se han comenzado a dar los pasos en esa dirección y es apropiado valorar el acuerdo alcanzado por nuestros congresistas. Mostraron altura de miras y ello sugiere que hay espacio para repensar el futuro de nuestro país con más esperanza. La oportunidad que se ha creado no puede ser desaprovechada. Los atropellos a la dignidad de las personas, los abusos y la violencia ocurridos en las semanas pasadas no pueden ser tolerados y es importante que la Justicia actúe y establezca responsabilidades. Un clima de diálogo constructivo -con respeto, altura de miras y consideración por los distintos puntos de vista- debe imponerse ahora más que nunca.

Estoy seguro que nuestra Universidad puede contribuir con ideas que doten de planteamientos específicos a este y otros acuerdos que comienzan a dar sus primeros pasos. De ahí la importancia de mantener, no sólo en el momento actual sino en el futuro, espacios de reflexión que permitan a la comunidad deliberar sobre dichas ideas. En la experiencia comparada la articulación de acuerdos, como los que se han planteado en Chile, rinden más frutos si la deliberación que acompaña ese proceso está alimentada por propuestas bien pensadas que, a su vez, sean fruto de una reflexión y diálogos desinteresados. Nuestra comunidad tiene que ser generosa en la elaboración de contenidos que enriquezcan la construcción de un pacto social renovado.

Sería una irresponsabilidad decir que el país puede volver ahora a la normalidad, pero comprometerse con el país y la construcción de un nuevo modus vivendi también nos obliga como Universidad a redoblar los esfuerzos para concluir de la mejor manera posible el año académico. Quedan pocos días y es una oportunidad para consolidar aprendizajes, habilidades y nuevas destrezas. Las diversas casas de estudios superiores del país están intentando seguir un camino similar. Por cierto, el término del año académico seguirá contemplando los horarios y las flexibilidades académicas informadas el pasado miércoles 13 de noviembre.

Son tiempos complejos y se requiere del apoyo y compromiso de la Universidad y de toda la comunidad, en la medida de sus posibilidades, para que la vida de cada uno de sus integrantes pueda superar las particulares circunstancias que le haya tocado vivir en estas semanas y recuperar en sus recintos gradualmente la rutina y la armonía. Si hay apoyos particulares que puedan requerirse, la Universidad, a través de unidades como la DAE o la Dirección de Personas, está disponible para acogerlos. Chile puede ser mejor, y estoy seguro que nuestra comunidad tiene mucho que aportar para hacer de esa aspiración una realidad.

Saludos cordiales.

Harald Beyer

Rector

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram