arrow-right host location public time type

Los adultos mayores son los que menos apoyo han recibido en Chile durante la pandemia

9 de Noviembre 2020 Noticias

Cuando han pasado poco más de ocho meses desde que se detectó el primer caso de coronavirus en Chile, es indiscutible que la pandemia trajo una serie de dificultades, que van desde la salud hasta lo económico.
Son situaciones en que las ayudas de distinto tipo han jugado un rol para sobrellevar esos problemas.
Precisamente, para entender cómo se percibe el apoyo social en el país bajo este contexto es que investigadores del Laboratorio de Encuestas y Análisis Social (LEAS) de la Universidad Adolfo Ibáñez realizaron un estudio en el que encuestaron a 1.604 mayores de 18 años.
A todos se les consultó sobre su percepción de apoyo desde familiares, amigos, vecinos y colegas a partir de marzo de este año.
“La literatura indica que cuando hay un apoyo social relevante esto te ayuda a amortiguar el impacto de problemas, que pueden ser situaciones negativas de salud mental, por ejemplo”, dice Magdalena Browne, Decana de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo de la U. Adolfo Ibáñez y coautora del estudio.
“Entonces, nuestro objetivo tuvo que ver con ir rastreando las percepciones de los chilenos sobre el apoyo social en un contexto de muchos cambios en el país, lo que incluye la actual pandemia”, añade.
Y uno de los resultados que los autores destacan de su investigación es el siguiente: en comparación con los más jóvenes, los adultos mayores declaran haber recibido menos ayuda y apoyo de sus redes personales.
Solo 34% de las personas mayores de 55 años dice haber recibido ayuda de su familia y amigos, versus el 39% de aquellos de entre 33 y 54 años y el 54% de quienes tienen entre 18 y 34.
Cambios sociales
“Creemos que esto tiene que ver, por un lado, con que los círculos sociales se van reduciendo con la edad, de manera que los adultos mayores perciben menor cantidad de ayuda, pero también con que sus propias familias también estarían enfrentando sus propios problemas, ya sea de salud o económicos y hay menos apoyo al adulto mayor”, analiza Ricardo González, economista, experto en metodología de encuestas y coautor de este trabajo.
Mauro Basaure, director del doctorado en Teoría Crítica y Sociedad Actual de la UNAB e investigador del COES, quien no participó en el estudio, comenta que el hecho también puede estar relacionado con procesos demográficos. “Hace cincuenta años, el abuelo o la abuela formaban parte del núcleo familiar, vivían con los hijos, y eso ha cambiado mucho”.
“Hoy, los abuelos viven solos y, en la medida que tienden a no estar en ese núcleo familiar, hay una sensación de falta de apoyo, sobre todo en un momento como la pandemia en que necesitan, por ejemplo, comprar cosas por Internet”.
Browne cree que el hallazgo invita a la reflexión. “Es un dato que nos llama la atención y pensamos que de él se desprende la necesidad de una reflexión en las familias, de cómo ayudamos a nuestros adultos mayores, entendiendo que la pandemia puede extenderse por lo que va a ser importante pensar en cómo podemos hacer presencia para ellos”.
La especialista explica que el apoyo no solo se entiende desde una perspectiva emocional, sino también desde lo funcional. “Estamos hablando de redes de apoyo que te ayuden a pedir una hora al médico, a ir al banco, o hasta aprender a utilizar tecnología. Es saber que puedes contar con otros”, aclara.
Una merma
Otro hallazgo que surgió de la investigación sugiere que el apoyo social, sin importar la edad, ha ido mermando en el país. La encuesta arrojó que alrededor del 59% de los encuestados declara percibir apoyo de cercanos, ya sea de tipo afectivo o funcional, pero cuando los autores compararon con años anteriores, encontraron que, hace cinco años, el 75% reportaba contar con apoyo en las mismas situaciones, según la Dirección de Estudios Sociales de la Universidad Católica.
González dice que una de las hipótesis sobre las causas de este fenómeno tiene que ver con que las familias ahora son menos numerosas. “En Chile, los hogares se han ido reduciendo y una de las variables relacionadas con la percepción de apoyo es el número de personas alrededor, de manera que esos cambios en la estructura del hogar podrían explicar estos resultados”, comenta el investigador.
Sobre este punto, Browne opina: “Esto es un llamado a proteger ese capital social que tenemos, que son las relaciones interpersonales, que están relacionadas de forma muy potente con el bienestar y el nivel de satisfacción con la vida, y que, si bien en estos momentos difíciles se ponen a prueba, también se hacen más necesarias que nunca”.
Basaure puntualiza: “Creo que este estudio da cuenta de un proceso que es cada vez más creciente, que es una sociedad de mayor soledad, con redes de apoyo cada vez más frágiles. Un fenómeno que suele presentarse primero en los adultos mayores, pero el cual se ha visto que finalmente se expande a toda la sociedad, y si bien en Chile puede darse más lento porque las redes familiares son fuertes, estos resultados muestran que ya está ocurriendo”.

Lee el estudio completo, aquí.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram