arrow-right host location public time type

Liderazgo juvenil en tiempos de transición global

30 de Septiembre 2020 Noticias

¿Cuáles son los desafíos que enfrentan los jóvenes en un mundo que se está modelando bajo nuevos paradigmas? ¿Qué significa ejercer liderazgo en esta llamada “etapa de transición”? El profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez, Juan Carlos Eichholz fue invitado a referirse a estos temas en la charla inaugural del  IX Congreso de Centros de Alumnos (CCAA) organizado por estudiantes del centro de alumnos del colegio Verbo Divino, que contó con la participación de 170 liderazgos jóvenes, entre 16 y 18 años, pertenecientes a las directivas de los centros de alumnos de 22 establecimientos de educación media de la Región Metropolitana.

El académico valoró que se realicen este tipo de cuestionamientos a temprana edad y para dar inicio a su presentación, instó a los participantes a conocer el contexto actual de la sociedad, que resumió en 3 grandes conceptos:

  1. Estamos en un mundo completamente interconectado. Lo que pasa en cualquier parte del mundo nos afecta, porque vivimos en un sistema integrado, y eso, dijo Eichholz, es importante tenerlo siempre presente.
  2. Hoy hay más individualización que nunca, es decir, se pone en valor las preferencias de las personas. “Antes, esto no pasaba, la gente aceptaba lo que venía, la autoridad de los países, las decisiones de sus gobiernos, sin tanto cuestionamiento.”
  3. Hoy las personas tienen poder y quieren usarlo, alzar la voz, quieren participar.

Pero, ¿qué es lo que ha cambiado en el mundo para posibilitar todo lo expuesto anteriormente?

Lo primero, dijo, es que desde la II Revolución Industrial en adelante- ha habido un fuerte aumento de la riqueza, comparado con cualquier otra época de la historia. También ha aumentado el nivel de educación en el planeta, y qué mejor ejemplo que Chile donde 2/3 de los chilenos que están estudiando en la educación superior pertenecen a la primera generación de sus familias que lo logra. Y finalmente, el desarrollo y crecimiento exponencial de la tecnología. Estos tres factores dan como resultado complejidad. “Antes era más fácil predecir lo que iba a ocurrir, analizar. La complejidad de hoy hace eso mucho más difícil.”

“Para mí – continuó el académico-  el mundo no está en crisis, sino en transición. ¿Qué es lo concreto en eso? Que el camino entre la era industrial y la era digital no es definido, sino un camino de incertidumbre, que no sabemos dónde nos llevará, lo que genera conflicto, desequilibrio”.  Como el ser humano está desarrollado para buscar el equilibrio, esto le produce tensión y lo vemos, por ejemplo, en las elecciones de EE.UU. o en el plebiscito del 25 de octubre en Chile.

Ante esto, surgen respuestas y una de ellas es el populismo. “En el sentido de dar respuestas simples a problemas complejos.” ¿Un ejemplo claro de esto, para él? Donald Trump.

Otra consecuencia es la polarización, y esto es grave porque “¿cómo podemos entender una realidad compleja sin involucrar todas las miradas? Es peligroso creerse dueño de la verdad y esto es clave que ustedes lo entiendan”.

Para finalizar, otro elemento preocupante para el profesor, es el aislacionismo, creer que lo que le pasa al otro no me afecta. “No podemos, por ejemplo, atacar la pandemia de forma aislada.”

Ejercer liderazgo

Todos estos aspectos expuestos conectan con el liderazgo, o más bien, con ejercer liderazgo.

Existe la idea, dijo Eichholz, de que existen hombres -porque antes la figura era solo el hombre- capaces de resolverlo todo, hombres con carisma, talento, poder, habilidades, valores. Pero hoy esto no es real. “Lo que tenemos que pensar es en un liderazgo adaptativo. El problema es el que está en el centro y las personas alrededor. Ojalá que ejerzan liderazgo muchas personas para enfrentar los desafíos.” Para eso hay que tener en cuenta que:

1.-  El liderazgo es una actividad que se ejerce, no una posición que se ocupa.

2.- Consiste en generar progreso en un grupo; no simplemente dar soluciones.

3.- Puede ejercerlo cualquier persona y en variadas circunstancias.

4.- Es riesgoso, lo que exige ser valiente y actuar estratégicamente.

5.- Se ejerce desde un propósito colectivo.

Sofía Pastene, una de las alumnas participantes, le preguntó al profesor Eichholz cómo pueden contribuir ellos en esta etapa de transición en la que nos encontramos. “En cada espacio que convivimos, yo practicaría la inclusión” respondió él. “Ver al otro, aunque sea muy distinto a mí, o no me guste lo que diga.”

Para cerrar, el académico de la Escuela de Negocios UAI los llamó a darse cuenta, a preguntarse qué es lo que quieren cambiar, saber cuán dispuestos están para hacer que algo ocurra y saber que tienen que ser valientes en el proceso.

Contribuir en la entrega de conocimiento

El área de Admisión Pregrado de la Universidad Adolfo Ibáñez agradeció la invitación realizada al profesor Juan Carlos Eichholz para inaugurar este Congreso, pues es una oportunidad de contribuir a la difusión de conocimiento mediante la participación de sus profesores. “Para nosotros es muy gratificante apoyar – por tercer año consecutivo – estas iniciativas e instancias de reflexión sobre el rol que tienen las nuevas generaciones en el debate de temas contingentes, hacerse preguntas y encontrar sus propias respuestas para contribuir a un mejor futuro y sociedad para todos”, señaló la directora del área de Admisión Pregrado de la UAI, María Paz Siraqyan.

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram