arrow-right host location public time type

Jaime Lavín: “En vez de desgastarse en tratar de predecir, los inversionistas deben enfocarse en la gestión de riesgos, y prepararse para su materialización”

18 de Enero 2019 Noticias

La desaceleración del crecimiento de los países desarrollados (OECD), la evolución de la política monetaria en EE.UU. y la guerra comercial entre ese país y China darán pie a un 2019 “caracterizado por una alta incertidumbre económica y una alta volatilidad en los precios de los activos financieros,” señala el profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez y director del Diplomado en Gestión de Acciones que UAI Corporate imparte en alianza con la Bolsa de Comercio de Santiago, Jaime Lavín“Como los activos financieros se anticipan a la dinámica económica, veremos altos y bajos en los precios de los principales activos financieros, siendo las acciones, monedas y commodities los más afectados cuando las expectativas de los agentes estén desalineadas de los desempeños económicos de los principales países y regiones”, afirma.

El profesor Lavín cree, también, que el exceso de endeudamiento de países, empresas y personas ha sido un catalizador de crisis financieras. “Asimismo, en el caso de países emergentes, el impacto de un posible contagio generado por una desaceleración económica o una crisis de deuda es aún mayor. Esto por cuanto somos mercados más riesgosos que estamos expuestos al apetito por riesgo de los inversores globales –el que se mueve a la inversa de la volatilidad; y a los vaivenes de los precios de los commodities, que a su vez se ven afectados por la dinámica del dólar a nivel global y por el crecimiento.” En el caso de Chile, dice el académico, afecta el crecimiento de nuestros socios comerciales, “por su impacto en las exportaciones y en el precio del cobre, y la política monetaria de la Reserva Federal, entre otros factores.”

En este escenario incierto, es más necesario que nunca que los inversionistas y agentes cuenten con altos niveles de conocimientos prácticos de inversión. “En un escenario económico y financiero donde es casi imposible hacer predicciones certeras, los inversionistas deben ser capaces de diagnosticar los riesgos financieros a los que están expuestas sus inversiones, y deben en consecuencia, gestionar los riesgos financieros de sus activos y pasivos. En vez de desgastarse en tratar de predecir, deben enfocarse en la gestión de riesgos, y prepararse para su materialización”, explica el profesor Lavín.

Diplomado en Gestión de Acciones

La Bolsa de Santiago, junto al Centro de Desarrollo Corporativo de la Universidad Adolfo Ibáñez, UAI Corporate, han desarrollado una alianza de largo plazo para desarrollar programas de educación financiera que permitan educar a potenciales y actuales inversionistas sobre cómo participar e invertir en el mercado bursátil de manera responsable y en un entorno regulado y confiable.

Entre estos programas destaca el Diplomado en Gestión de Acciones (DGA), que busca entregar a los profesionales y a las personas interesadas en el mundo bursátil, una sólida formación académica que les permita desenvolverse adecuadamente según las exigencias de la industria financiera actual. “Nuestro programa de Diplomado en Gestión de Acciones no solo se enfoca en los aspectos técnicos de la administración de inversiones en acciones, sino que también se centra desde una mirada práctica, en la gestión de portafolios y sus efectos en la gestión de riesgos financieros. Asimismo, exploramos la psicología de los inversionistas cuando éstos enfrentan shocks financieros y booms, por lo tanto, ex ante nuestros alumnos saben qué es lo que sentirán cuando estén ganando o perdiendo dinero en la Bolsa, y por lo tanto, serán capaces de reconocer sus emociones, y actuar en consecuencia, desde un punto de vista racional,” explica el profesor Lavín.

Esta amplia mirada es la que agradecen los ex alumnos del programa, como Sandra Paveri, quien destaca el foco en lo clave del tema accionario. Ella resalta la “orientación práctica y la forma de entregar información de manera que fuera accesible a todo tipo de personas, y no solo a los que trabajan en el área de inversiones. Adicionalmente, la amplia experiencia de los profesores en este mundo de la bolsa y de las inversiones”.

Marcelo Farr, también ex alumno, señala: “El programa me capacitó en diferentes softwares como Sebra y Bloomberg. Además, me mostró claramente que mi cartera no tenía la diversificación necesaria, me delineó por dónde debía invertir; no solo en acciones, sino que también en bonos y fondos mutuos”. 

Juan Francisco Bettancourt, por su parte, cuenta que decidió tomar el DGA “para ser un mejor interlocutor de las personas que me asesoran o que me venden instrumentos de inversión, especialmente lo que tiene que ver con acciones. Entender los productos, saber evaluar los riesgos que uno corre, las rentabilidades y tomar decisiones de inversión. Lo tomé solo pensando en entender, pero después de hacer el programa, la verdad es que uno tiene el interés de gestionar algunas inversiones”.

Conoce más del Diplomado en Gestión de Acciones UAI Corporate – Bolsa de Comercio de Santiago AQUÍ.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram