arrow-right host location public time type

Ex alumno de Derecho, elegido como nuevo presidente del Colegio de Abogados de Valparaíso

12 de Junio 2017 Noticias

Desde la Facultad de Derecho se busca el pensamiento crítico, el pluralismo y la globalización como pilares para sus alumnos.

Muestra de ello, es el notorio desempeño que muchos de los ex alumnos tienen en sus trabajos, quienes se caracterizan por tener una formación integral.

Es el caso de Alejandro Gómez, Magíster en Derecho con mención en Derecho Económico de la Universidad de Chile, quien ha trabajado en diferentes áreas, tanto en el ámbito público como privado.

Primeramente, trabajó en un estudio de Derecho Marítimo y Comercial, luego en materias Civiles y Laborales en la Corporación de Asistencia Judicial de Valparaíso y más tarde, fue Jefe del Departamento Legal de un holding con más de 16 empresas con presencia nacional desde Arica a Puerto Montt en numerosas áreas. En los últimos nueve años, su ámbito de desarrollo principal ha sido el Derecho del Trabajo y recientemente fue elegido por unanimidad como el nuevo presidente del Colegio de Abogados de Valparaíso.

–  ¿Qué aspectos destacarías de tu formación en la UAI?

En los años que cursé mis estudios en la Facultad de Derecho, tuvimos una sólida formación jurídica impartida por una selección de los mejores académicos de las universidades de la Región y de Santiago. Como éramos una Facultad en crecimiento, el nivel de exigencia era alto. En lo personal, fue una oportunidad de ampliar mis conocimientos no sólo jurídicos, sino además culturales. La Facultad tenía una gran presencia en la Región, desarrollando un sinnúmero de Seminarios y actividades de Extensión que iban complementando nuestra formación. Eso me permitió que al momento del ejercicio de la abogacía tuviera las herramientas jurídicas, sociales y culturales que me han permitido ejercer esta noble profesión. También rescato los aspectos valóricos y éticos que en nuestra Facultad todos los académicos -de una u otra manera- plasmaban en sus cátedras en relación con el ejercicio profesional.

–  ¿Qué le dirías a aquellos alumnos que quisieran seguir una carrera en tu área?

En primer lugar, deben preocuparse por su formación tanto jurídica como valórica, que aborde aspectos éticos en el ejercicio de la abogacía, y del rol que nos toca jugar en la sociedad. En este orden de cosas, no sólo se deben preocupar de acumular conocimientos, sino qué quieren hacer con esos conocimientos; y cómo con ellos podemos construir una sociedad más justa y más digna. En el aspecto formativo, creo que resulta relevante capacitarse en las técnicas de litigación, toda vez que la tendencia actual es hacia la oralidad. A diferencia de lo que ocurría antaño, también es muy importante lograr especializaciones en materias de Derecho, lo que implica una permanente actualización de sus conocimientos. Nunca dejaremos de estudiar, ya que el Derecho siempre está constante cambio. Por último, pero no menos importante, creo que es relevante resaltar que el título de Abogado es un cargo público, y como tal implica una responsabilidad social, por lo que nuestros códigos de conducta deben ser los más exigentes; nuestro actuar siempre debe estar apegado a una conducta ética y juiciosa, toda vez que se ha depositado en nosotros la confianza de la sociedad entera. Esto último cobra especial relevancia en la etapa de formación de los futuros abogados, en donde las Escuelas de Derecho tienen un rol protagónico.

Crédito Foto: Colegio de Abogados de Valparaíso.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram