arrow-right host location public time type

Estudiantes del Design Lab desarrollan prototipo de fachada para sedes comunitarias de TECHO

Durante el segundo semestre de 2022, estudiantes del Taller de Diseño de Espacios, junto al decano de la Escuela de Diseño UAI Sergio Araya y el profesor Félix Raspall, trabajaron en propuestas para la realización de un prototipo de fachada para sedes comunitarias de la fundación TECHO-Chile. En noviembre la fachada fue llevada a la fábrica de la fundación en la comuna de El Bosque, donde fue posible observar el prototipo final.

En total, participaron 21 estudiantes y, por parte de TECHO, Carolina Muñoz, directora de Desarrollo de Fondos, y Sergio Calvo, gerente de Fábrica Social Fundación Vivienda. “Fue un proceso colaborativo que duró varios meses. Empezó en agosto aproximadamente, donde tuvimos primeras conversaciones con Techo. Queríamos hacer algo que sea significativo y que tenga impacto social”, explica Félix Raspall, académico de la Escuela de Diseño. Félix señala que durante el proceso abordaron con los estudiantes la metodología de construcción que usa TECHO, las limitaciones o restricciones de diseño, de presupuesto, materiales y, en base a eso, propusieron seis soluciones, de la cual se eligió una, que corresponde al prototipo final, y que consiste en un “sistema de fachada con paneles pivotantes que se pueden abrir para ventilar, sobre todo para las unidades que son para techo común o sedes sociales”, indica Félix.

El proceso de diseño y el trabajo desarrollado por los estudiantes generó un impacto relevante en su aprendizaje, consolidando su formación profesional con la metodología del “aprender haciendo”. El académico agrega que uno de los temas más difíciles en este tipo de trabajos es entender que el presupuesto es un elemento de trabajo muy importante y crítico, “porque cada peso más que cueste significa que hay menos viviendas que se hacen. Tuvimos que ser muy conscientes del costo de los materiales, y también de las técnicas de trabajo. En este caso, la ejecución de los paneles requiere tecnología que proponemos que se incorpore al prototipo, pero también considera que el trabajo va a ser ensamblado por voluntarios que no son expertos en construcción, asique esos fueron puntos clave que tomamos como elemento de diseño: fácil ensamblaje, bajo costo y un diseño que permita mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas”, señala.

Sergio Calvo, gerente de Fábrica Social Fundación Vivienda de TECHO, destaca el valor agregado de la participación de estudiantes de la Escuela de Diseño UAI en este aspecto. “Nosotros trabajamos con un 10 o 20% de lo que suele costar una construcción normal; sí o sí necesitamos soluciones constructivas que sean inteligentes, novedosas, prácticas y simples. Estamos encantados de que estudiantes de universidad nos puedan proponer nuevas soluciones e ideas ingeniosas”, dice. Sergio Calvo valora también la posibilidad de que alumnas y alumnos participen en proyectos reales, y de la colaboración efectiva que aportan a estos mismos. “Pueden proponer ideas que a lo mejor pueden parecer locas, pero alguna de ellas puede resultar aplicable y realista. En la corrección del taller con Sergio (Araya) y Félix (Raspall), hubo al menos tres que me parecieron absolutamente aplicables, realistas y que se podían ejecutar”, destaca.

Carolina Muñoz, directora de Desarrollo de Fondos de TECHO, complementa. “Creemos importante que participen jóvenes por dos razones principales. Primero, porque la mirada joven y más fresca de poder remirar, rediseñar y reinventar las cosas es muy importante. Si no traemos miradas jóvenes a rediseñar y reinventar difícilmente vamos a generar los cambios que haya que hacer. Y segundo, para la generación del vínculo entre los estudiantes y las familias más vulnerables. Ellos tuvieron que ir a los campamentos, conocieron qué es lo que estaba pasando, vieron la realidad, y traen una propuesta para realmente ser un aporte”.

Carolina explica que la propuesta y mejora que realizaron los estudiantes corresponde a una sede comunitaria, un techo común. “Permite hacer un espacio que normalmente es cerrado y conectarlo con el exterior. Esta solución de estos paneles que son móviles y que permiten unir los espacios interior y exterior, permitirá hacer espacios más conectados, abiertos, y generar reuniones distintas; puede ser un tremendo aporte”, señala.

La experiencia de los estudiantes

Luca Dalbosco, alumno de Ingeniería en Diseño.

“Fue una súper buena experiencia porque nos dimos cuenta de la cantidad de desafíos a la hora de fabricar algo real, y no solo quedarnos en prototipos. La importancia de tener talleres vinculados al mundo real radica en tener las capacidades como profesional para hacer proyectos reales con personas reales. Poder entender cuáles son sus necesidades y poder llevar a cabo los proyectos, tomando en consideración los verdaderos desafíos que lo involucran, como por ejemplo los costos que va a tener el producto, de qué forma se va a ensamblar, de qué forma lo va a utilizar el usuario. Esto va a afectar la vida de una persona en el pequeño, mediano y largo plazo”.

Daniela Rojas, alumnas de Ingeniería en Diseño.

“La experiencia fue bastante gratificante, por el hecho de estar trabajando constantemente en algo que sabes que va a tener un impacto real y concreto. Esto entrega mayor motivación a que el trabajo sea mejor, de mayor calidad. Creo que yo tenía más energía en hacer las cosas mejor por este mismo hecho de estar realizando un trabajo que va a beneficiar a otro de manera real y con sentido”.

“Tener talleres que estén vinculados al mundo real cambia la dinámica, porque es muy distinto diseñar, crear e imaginar en un plano en el que todo lo que vayas a hacer va a terminar siendo digital, por decirlo así. El hecho de trabajar a escala real o construir las cosas uno a uno, te da la oportunidad de ver fallas, errores y mejoras. El factor realidad te entrega una visión completa del panorama y eso es algo que no se adquiere con una clase teórica, sino que llevando a cabo los proyectos que uno visualiza de manera digital. El fomentar que sigan aumentando los proyectos y talleres que trabajen de una manera más real va a fomentar esa habilidad o mirada que uno necesita para poder concretar las cosas con las que soñamos o diseñamos”.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram