arrow-right host location public time type

Equipo de estudiantes UAI logra destacada participación en torneo internacional de Libre Competencia

1 de Septiembre 2021 Estudiantes Noticias

Una destacada participación tuvo el equipo de estudiantes de la UAI en la versión 2021 del E- Moot de Libre Competencia, torneo internacional organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico, Perú, y el estudio jurídico Bullard Falla Ezcurra (BFE+) de ese país, especializado en temas de competencia y regulación de mercados. El certamen, en el que por primera vez participó la UAI, tiene por objetivo que estudiantes de Derecho y Economía pongan a prueba sus destrezas y conocimientos de derecho y análisis de mercados para la solución de controversias en el ámbito de la regulación de competencia, dándoles la opción de ganar 10.000 dólares.

Todos los años la competencia propone un tema diferente a analizar. En esta última edición, realizada durante agosto en modalidad virtual, los participantes debieron enfrentarse a un caso sobre una controversia en el mercado de servicios notariales. Desafío para el cual el equipo de estudiantes de la UAI integrado por Carolina Alten, Joaquín Sánchez y Rebeca Elorriaga de la Facultad de Derecho, y Mauricio Muñoz de la Escuela de Negocios, se preparó durante meses. Un entrenamiento que los llevó a la semifinal del certamen en el que participaron 23 países, obteniendo Carolina Alten el primer lugar como mejor oradora de la competencia; Joaquín Sánchez, el segundo lugar al mejor orador general y ambos el primer lugar como mejor dupla oralista de parte denunciada.

Resultados que son fruto de la motivación de los estudiantes y de intensas sesiones de preparación que estuvieron apoyadas por los profesores Carlos Correa, Alberto Pino y Fernando Laiseca de la Facultad de Derecho, Felipe Irarrázabal, Julio Tapia y Fernanda Muñoz, del Centro de Competencia (CeCo UAI); Matías Berthelon de la Escuela de Negocios y la coach Lina Macías, entre otros.

“Me enteré del concurso gracias a que el profesor Carlos Correa me envió un link con información de este moot court. El primer pensamiento que tuve fue sobre la gran responsabilidad que significaría inscribirme en un equipo que representaría a la UAI y junto con eso surgió la duda: ¿seré capaz?. A pesar del temor de tener un carga más y que me enfrentaría a una rama del derecho que me era totalmente ajena, la competencia no dejaba de ser un desafío bastante llamativo ya que siempre he buscado participar de actividades que me saquen de mi zona de confort”, comentó Carolina Alten quien junto a sus compañeros comenzaron a trabajar desde enero de este año para tener una aproximación a la Libre Competencia, desarrollar teorías y confeccionar las memorias de denuncia y contestación.

Cuatro semanas antes del torneo, los jóvenes prepararon la fase oral y durante julio armaron los alegatos en equipo y los presentaron ante diferentes expertos en la materia, entre ellos miembros del CeCo UAI y de la Fiscalía Nacional Económica (FNE). “Durante vacaciones de invierno nos preparamos para las fases orales practicando las presentaciones y afinando los últimos detalles. El caso trataba de un acuerdo colusorio en un país ficticio que involucraba notarías y una aplicación que le permitía a los notarios comunicarse entre sí. Uno de los principales desafíos fue tener que aprender sobre temas en los que no me manejaba mucho, que eran nuevos para mí. La nivelación fue un gran desafío porque fue entrar a un mundo nuevo. Y tuve la suerte de tener una coach que tuvo muy buena disposición para ayudarme cuando no entendía algo o necesitaba aplicar algunos conceptos”, indicó Joaquín Sánchez, alumno de la Facultad de Derecho que fue dupla de Carolina Alten en la competencia.

Al respecto el profesor Alberto Pino, agregó que este fue un arduo trabajo. “Partimos con la conformación del equipo a principios del año académico. Luego los estudiantes tuvieron jornadas de formación con integrantes del Centro de Competencia de la UAI (CeCo). Una vez publicado el caso, trabajaron por varios meses en la preparación de las memorias, tanto de la parte denunciante del caso como de la parte denunciada. Posteriormente, se comenzó a ensayar la fase oral, para los cual los alumnos (as) realizaron una serie de ensayos y un trabajo muy intenso durante las últimas semanas”.

Por su parte el profesor Carlos Correa, detalló que la capacitación estuvo enfocada en otorgare a los estudiantes el conocimiento técnico necesario sobre libre competencia, temática central del E-Moot. “Además, -agregó- buscamos prepararlos adecuadamente para enfrentar una audiencia simulada. Para ello fue necesario entrenar y desarrollar habilidades retóricas y técnicas, de manera de lograr presentar los argumentos de la mejor forma posible ante un tribunal. La preparación contó con apoyos importantes, tanto del CeCo UAI, como de profesores de expresión oral, sin olvidar el rol trascendente que la ayudante Lina Macías cumplió en todo este proceso”.

El valor de la interdisciplina

Sobre el componente económico del E-Moot de Libre Competencia, Mathías Berthelon, profesor de la Escuela de Negocios que apoyó a los estudiantes explicó que este tipo de competencias promueven el trabajo  interdisciplinario entre el derecho y la economía, lo cual lleva a los estudiantes “no solo a poner en práctica lo aprendido en nuestros cursos, sino también a aprender a dialogar con profesionales de la disciplina del derecho, refuerza sus habilidades de comunicación y argumentación, al mismo tiempo que permite profundizar en la comprensión de las relaciones entre economía, regulación y derecho”.

Precisamente fue la temática sobre la regulación de los mercados la que llamó la atención de Mauricio Muñoz, estudiante de Ingeniería Comercial de la UAI  e integrante del equipo que participó en el E-Moot. “Creo que esta es un área de gran relevancia, especialmente en nuestro contexto nacional. Considero muy enriquecedoras las instancias multidisciplinarias y esta competencia combina fuertemente el derecho con lo económico. Aprendí muchísimo de mis compañeros de derecho y ellos también aprendieron conmigo. Con esto me refiero, no solo a meros conocimientos, sino también a perspectivas y maneras de enfrentar y resolver problemas”, dijo a la vez que destacó la alta tensión de la competencia entre los principales desafíos que tuvo que enfrentar.

Su compañero Joaquín  Sánchez, comenta que lo que más lo motivó a participar de este torneo fue la posibilidad de compartir conocimiento de manera interdisciplinaria “integrando el derecho y la economía, pudiendo enseñar algunas cuestiones legales y aprender sobre conocimientos de economía. Sin lugar a dudas, el hecho de compatibilizar ambas disciplinas fue lo que me impulsó a participar”.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram