María Thomsen y sus estudios sobre el fuego: “Le tengo mucho respeto”

11 de Junio 2024 InES Género Investigación

En una era donde las energías renovables están muy en boga, el fuego quizá ha sido dejado un poco de lado. Sin embargo, ese misterio incontrolable que emana de las llamas ha sido el motor de investigación de esta académica, Ph.D. en Ingeniería Mecánica de la Universidad de California Berkeley, Estados Unidos, por más de diez años. El FONDECYT Iniciación que se acaba de adjudicar la tiene contenta y con él busca entender mejor cómo se propagan los incendios que producto de la crisis climática, en parte, son cada vez más recurrentes.

“En el último tiempo, el fuego ha pasado a ser como una energía mal vista, como el enemigo. Pero al final, es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad. Los humanos estamos aquí porque descubrimos el fuego”, dice María Thomsen, Ph.D. en Ingeniería Mecánica y académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, que trabaja en combustión especialmente orientada a incendios, algo que cobra gran relevancia ya que estos fenómenos son lamentablemente cada vez más frecuentes y dañinos.

La investigadora cuenta que “este proyecto FONDECYT propuesto busca estudiar la interacción que se produce entre la llama y el combustible y como eso – bajo distintas condiciones – afecta la propagación de los incendios”. Comenta que, el motivo por el cual estudia hace más de 10 años la propagación de incendios, se inició en su doctorado que abordaba el tema concentrándose en condiciones aeroespaciales en la Universidad de California, Berkeley, EE.UU. Al volver a Chile, lo aeroespacial ya no era tan aplicable pero la realidad de los incendios es la misma y ha empeorado. Luego, a través de un postdoctorado ANID, empezó a armar experimentos en la UAI que le dieron la base inicial para implementar ciertos diagnósticos respecto al mismo problema, aunque en ese entonces, los recursos eran bastante limitados.

Por ello, comenta que no pudo realizar ciertas cosas en las que quería explorar y este proyecto FONDECYT Iniciación es, de alguna manera, la continuación de ese postdoctorado, al cual le agregó mediciones de espectroscopía, que es el estudio de la cantidad de luz que absorbe, despide o dispersa un objeto. La espectroscopia descompone la luz y mide diferentes longitudes de onda de luz visible y no visible.

Un laboratorio en llamas

Aunque estas palabras – laboratorio y llamas – no debieran ir juntas en una frase, María Thomsen es la encargada de realizar pequeños incendios controlados quemando pequeños cilindros de plástico acrílico, que es como se han realizado las pruebas estándar de combustión desde hace décadas en los laboratorios para obtener datos esenciales. Y explica, “estamos buscando realizar mediciones de distintas propiedades de la llama para entender cómo se produce el feedback hacia el sólido que luego se gasifica y dónde se produce el ciclo de propagación, enfocado a distintas condiciones ambientales”.

“Mi ideal es que los diagnósticos ópticos que estoy aplicando me permitan, por ejemplo, medir la temperatura de la llama obteniendo imágenes sin necesariamente tener que comprar una cámara infrarroja super costosa”. Ejemplifica esto con las llamas de una fogata en la playa o en el campo que son siempre inestables, por lo que tenerlas dentro del laboratorio, las hace más estables y pequeñas y que, al momento de “escalar” en tamaño y fuerza, se empiezan a generar inestabilidades que desde el punto de vista del diagnóstico se pueden ir manejando.

María está en miras de vincular esta investigación con un Proyecto Anillo y le encantaría poder hacer partícipe a la CONAF porque “esta institución está trabajando con nosotros mediante otro Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico – FONDEF desde el tema de la combustión donde estoy participando como investigadora asociada. Las conversaciones están y saben que estamos avanzando en estas investigaciones”.

También señala que, lamentablemente la crisis climática sólo agrava el escenario de los incendios, por lo que todos los veranos se inician con las noticias de la quema de grandes extensiones a nivel nacional y observa estos fenómenos como un tema a escala global que no pueden enfrentarse de manera aislada. “Hay que involucrar a distintas agencias, porque no saco nada con hacer mi investigación en el laboratorio si ésta no sale a aplicarse al terreno a través de la CONAF o mediante leyes que regulen, por ejemplo, el ámbito de la construcción y la infraestructura”.

Investigadoras; se habla mucho y se hace poco

“A nivel de las instituciones u organizaciones científicas, se habla mucho en favor de la integración de las mujeres y se hace poco”, asevera María quien complementa esto con una experiencia personal que le tocó vivir en octubre del año pasado, cuando fue a una conferencia de la International Association for Fire Safety Science (IAFSS) y lo hizo junto a su hija de 1 año y su marido. Relata que otras mujeres fueron con personas de ayuda como sus padres o amigas. “Y nunca, en ningún momento, a pesar de que había muchas investigadoras madres de niños pequeños, se abordó el tema de guarderías o mudadores que son necesidades básicas de las cuales no se habla”, concluye.

De hecho, junto al grupo de la Sección Chilena de Combustión, que asistió a esta conferencia, se adjudicaron – con apoyo de la UAI – la organización de este importante evento en Chile para el 2029 y agrega, “teniendo la experiencia anterior, no podemos no tener este tipo de necesidades contempladas porque, como país anfitrión, quedaríamos muy mal frente a la comunidad científica femenina más joven que va a asistir”.

En el tema de género, reflexiona que la inclusión de mujeres en investigación es compleja porque también pasa por que las que están ejerciendo, muchas veces tienen una gran carga para cumplir con las metas de su integración en actividades o para proyectar paridad, pero que “al final, podemos terminar con doble o triple carga académica en comparación con los compañeros hombres y al momento de la evaluación el sistema no te mide por eso sino por las publicaciones y la docencia. Por lo tanto, se necesita contratar a más buenas investigadoras, que las hay y muchas”.

Otras redes

María es parte de la International Association for Fire Safety Science (IAFSS), que es la organización de incendios más grande a nivel internacional, y la Sección Chilena del Instituto de Combustión organización que agrupa a investigadores chilenos y que promueve la investigación de problemas relativos a la combustión a nivel internacional.

Redes Sociales

Instagram