arrow-right host location public time type

Emprendimiento de ex alumnos de Negocios conecta a empresarios con talento inmigrante

21 de septiembre 2018 Noticias

Una estación de servicio. Una estación de servicio ubicada cerca de la casa de Andrés Khamis, Ingeniero Comercial, Magíster en Innovación y Emprendimiento de la UAI. Un ingeniero comercial joven, recién graduado, que conversa con el cajero que trabaja en la estación de servicio. Un cajero venezolano. Pero que no siempre fue cajero y tampoco trabajaba en una estación de servicio. El cajero – en su natal Venezuela- era gerente de una importante multinacional,  pero en Chile aún no ha logrado posicionarse.

Historias como la de este venezolano fueron las que inspiraron a Andres Khamis y a su socio Daniel Vives- también Ingeniero Comercial de la UAI, Magíster en Innovación y Emprendimiento, para fundar Trabaja Global, plataforma cuyo objetivo es conectar al talento inmigrante con empresas en Chile. “Hay muchísimo talento que se está desperdiciando. Estamos tratando de reposicionar a migrantes en lugares donde puedan aportar y realmente creemos que tenemos una oportunidad de enriquecer la fuerza laboral de Chile” dice Andrés.

La empresa partió en julio del año pasado. Ambos se conocieron en el Magíster de Innovación y Emprendimiento de la UAI, donde empezaron a trabajar en su proyecto.  “A los dos nos parecía injusto que mucho del talento inmigrante se estuviera perdiendo en cargos que no corresponden, entonces nos pusimos como objetivo principal facilitar la inserción laboral de extranjeros en el mercado laboral chileno,” dice Daniel. “Investigamos que podíamos hacer con esta oleada migratoria tan evidente, exploramos el área de salud y vivienda hasta que vimos la oportunidad de  facilitar la inserción laboral de los extranjeros en Chile,” aporta Andrés.

Su investigación los llevó a encontrar dos grandes problemas: Uno, la desinformación: Las empresas no saben los antecedentes profesionales de los extranjeros, ni los trámites para poder contratarlos. Por otro lado está la desconfianza: Muchas veces las empresas no saben si el postulante dice la verdad y no tienen como evaluarlo.

Trabaja Global

Pero, ¿Cómo funciona Trabaja Global?

Fue en el Magíster en Innovación y Emprendimiento donde Daniel y Andrés pensaron en una propuesta de valor que fuera relevante para las empresas y  que les permitiera tener un impacto social sin cobrarle nada a los extranjeros. “Llegamos a un modelo similar al Head Hunting, es decir, reclutamiento y selección  de personal pero con base de datos en extranjeros,” cuentan.

Para lograr su objetivo, se asociaron con consultoras en el extranjero, que validan los antecedentes de los postulantes en su país de origen. Así, pueden saber exactamente en qué y dónde trabajó una persona, su desempeño, por qué se fue y todas las preguntas que se le hacen a las personas antes de contratarla para crear una relación en base a la confianza. “En un principio queríamos tener un impacto masivo, ayudar a personas con capacidades para ser desde operario hasta gerente o lo que fuese, pero nos fuimos segmentando progresivamente hacia cargos profesionales, mandos medios, administrativos en adelante. No obstante, tenemos una línea de negocios que nos permite abarcar el reclutamiento y selección de operarios, pero éste no es el “core business” de la empresa,”  dice Daniel.

El primer paso para los migrantes es  ingresar a la base de datos  de Trabaja Global de extranjeros que  buscan trabajo en Chile. “Tenemos en nuestra página web un formulario de contacto online que le pide algunos datos al usuario, para que  podamos organizar nuestra base de datos acorde a ciertas variables de importancia.  Experiencia laboral, situación migratoria, estudios, ex cargo, etc,” dice Daniel.

Con este registro, que es gratuito (al migrante no se le cobra nada en todo el proceso) son las empresas las que piden a Trabaja Global un perfil para los cargos de interés. Ellos les entregan un informe de validación de antecedentes, que es lo que hacen en el extranjero.“También les pasamos un informe de validación  de competencias, que corresponde a los resultado de un test por el cual el postulante tiene que pasar una vez que fue citado al proceso. Este informe nos  dice básicamente si es que es autónomo para trabajar, si es que tiene orientación al cliente u orientación al logro, etc. Esta  fue una manera de enriquecer nuestro servicio para las empresas,” cuenta Daniel. Luego fijan una entrevista con el cliente y es la empresa que decide a qué persona contratar.

Hasta el momento han logrado posicionar a varias personas – especialmente venezolanos- con excelentes resultados y feedback de las empresas. “Las empresas están muy  contentas con las personas que contrataron y a la vez, es super gratificante escuchar  a los extranjeros  decir que tienen la vida que querían venir a conseguir en Chile,” dice Andrés.

Las empresas les han comentado que las personas que han posicionado son muy proactivas y tienen una excelente disposición para trabajar. Además, explican, todos en el lugar de trabajo se benefician por los equipos multiculturales que se forman.

La UAI y el Emprendimiento

Tanto Andrés como Daniel dicen que se despiertan todos los días muy motivados con su trabajo. “Tal vez no ganamos sueldo de mercado de Ingeniería Comercial pero probablemente estoy mucho más feliz con mi proyecto que yendo a la oficina todos los días, poniendo mis capacidades en función de otra persona,” dice Daniel. “Es bien gratificante. Quería hacer un trabajo que tuviera impacto, ver los resultados reflejados en otros,” aporta Andrés.

¿Y qué de lo aprendido en la UAI han podido aplicar en su emprendimiento? Andrés dice que lo que más valora es el tiempo que le pudo destinar en el Magíster a su proyecto. Tiempo para explorar, buscar distintas alternativas. “Eso incentivaron mucho en el Magíster. Que nos metiéramos en un nuevo contexto, y te dan las herramientas para hacer buenas investigaciones y entrevistas. Me ayudó mucho poder investigar en serio,” cuenta. Mientas que para Daniel, lo que más rescata de su paso por la UAI es las horas que pasaron en la universidad desarrollando la idea, diseñando un buen modelo de negocios. “Te enseña a creerte el cuento que emprender es posible y te da todas las herramientas para hacerlo bien.”

Sobre emprender, ambos coinciden que lo más importante es tener muchas ganas. “Despertarse y acostarse pensando en el emprendimiento.” Dicen que – sobre todo al principio- hay que dedicarle mucho más que las 8 horas laborales diarias. Al final, todo tiene su recompensa.

* Si buscas trabajadores entusiastas, proactivos, calificados y que agreguen multiculturalidad a tus equipos de trabajo, puedes escribirle directamente también a Daniel Vives: daniel@tgchile.com.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram