arrow-right host location public time type

El valor del trabajo comunitario

La UAI abre espacios para formar agentes de cambio. El vínculo con la sociedad es parte esencial en la formación de profesionales para la Escuela de Psicología UAI. Si a esto se le suma la participación en organizaciones sociales de estudiantes, da como resultado un profesional comprometido en la transformación de las personas y la sociedad.

Francesca Gisseleire es un ejemplo de lo anterior. Egresó en 2011 de Psicología, en 2012 hizo el Diplomado en Psicología Clínica y en 2013 el Magíster en Psicología Organizacional. Durante su época universitaria fue jefa de Trabajos Voluntarios UAI, organización estudiantil que realiza trabajos de intervención tanto en invierno como en verano en distintas zonas rurales construyendo juegos, espacios comunitarios, y la vez, comparten con las personas, “mi interés en lo social nació en trabajos voluntarios, ahí aprendí mucho del servicio público, conocí el trabajo en terreno y el trabajo con municipalidades”, dice.

Para Francesca el trabajo no podía quedar sólo en un voluntariado, ahí fue cuando aceptó el desafío de trabajar entre la UAI y la Municipalidad, desarrollando un vínculo entre la institución y la comuna en la que reside. Posteriormente se dio la oportunidad de instalarse en el Municipio en la Dirección de Seguridad Humana, específicamente en el programa PIE (Peñalolén Alto – La Faena), de Sename ejecutado por la Municipalidad de Peñalolén, como psicóloga interventora con casos de alta vulnerabilidad y riesgo sociodelictual, “fue una experiencia súper intensa pero de harto aprendizaje, volví a trabajar como psicóloga clínica, conocí una realidad país que no ha sido abordada como corresponde, que es la vulneración de derechos de niños, niñas y jóvenes, un trabajo complejo pero con cambios significativos para el futuro de niños y niñas nuestro país ”, comenta Gisseleire.

Hoy, Francesca trabaja en la Dirección de Seguridad Humana como encargada del Área de Promoción de Derechos, “mi trabajo es entregar herramientas a la comunidad para su bienestar, para cuidarse y ser una comunidad garante de derecho”, cuenta.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en el servicio público?

“La experiencia ha sido increíble, tuve la oportunidad de entrar a trabajar a la Municipalidad de Peñalolén que es un ejemplo de gestión local a nivel nacional, en donde el aprendizaje es constante. Además la posibilidad de trabajar con distintas áreas del municipio, lo he me ha hecho tener una mirada amplia de como funciona la municipalidad. Hace tres años que empece a trabajar en terreno con niños, niñas, familias y comunidades, y la labor diaria de aportar al desarrollo y bienestar de los vecinos y vecinas, dejando herramientas instaladas en el territorio y ser testigo de cambios y crecimientos es impresionante, y me hace creer que si podemos ser agentes de cambios. Ha sido una excelente experiencia porque siento que estoy contribuyendo a mejorar la realidad de nuestro país directamente”.

¿Qué te entregó la Escuela para desarrollarte como profesional?

“Me entregó algo muy importante para todo psicólogo/a que es el autoconocimiento, espacios para conocerme con mis fortalezas y debilidades, tanto conmigo como con otros, y desde ahí me ayudaron a encaminarme hacia el mundo comunitario. También me entregó herramientas esenciales para mi desarrollo como el liderazgo, la capacidad de empatizar y de escuchar. Ser y creer en lo que hago”.

¿Cómo es un psicólogo UAI?

“El psicólogo/a adolfino cree y es capaz de hacer cambios en el mundo, que no hay límites cuando queremos lograr algo, es apasionado y entregado, con una gran capacidad de poder generar redes”.

¿Es importante para un psicólogo conocer el sistema público?

“Todo psicólogo/a, independiente de su especialidad, debe conocer cómo funciona el sistema público, tanto a nivel local como nivel central. Ser una herramienta de apoyo a las diversas intervenciones/acciones que hagan desde su lugar de trabajo es esencial. En relación a la experiencia de trabajo es importante conocerla y vivirla para tener un marco general de cómo funciona el sistema, pero es clave tener vocación social y de servicio”.

¿Qué has desarrollado en estos años de trabajo?

“Es impagable todo lo que he aprendido, ha sido un gran desarrollo personal y profesional, sobre todo en el ámbito público, tanto en terreno como en el aula, especializándome con diversos diplomados para poder tener las herramientas para realizar un trabajo efectivo y con conocimiento. Al mismo tiempo, me he desarrollado como persona. He tenido un lindo crecimiento profesional, y eso se debe en gran parte a la buena base que tuve en la Escuela de Psicología y de haberme vinculado con la Municipalidad cuando era alumna de la Universidad para ofrecer apoyo como voluntaria ”.

¿Se necesitan más profesionales en el sistema público?

“Invito a todos los psicólogos y psicólogas de la UAI a que se atrevan, vengan a hacer pasantías, prácticas, voluntariados en Peñalolén o en otros espacios del sistema público. Siempre es enriquecedor, les prometo que no se van a arrepentir. Es súper importante como profesionales tener experiencia en terreno, conocer la realidad a la cual se van a enfrentar, y ver que queda mucho por hacer. El trabajo del psicólogo/a en lo social y comunitario es un rol muy importante en el sistema público desde distintos focos para el desarrollo de personas, familias y comunidades, aportando directamente al desarrollo equitativo del país. Necesitamos profesionales motivados que sueñen con cambios en el mundo y quieran hacerse cargo como ejecutores y agentes de cambio social”.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram