arrow-right host location public time type

El aporte de la ciencia, tecnología, conocimiento e innovación en la superación de la pandemia

23 de Octubre 2020 Noticias

El aprendizaje sobre medidas de control sanitario, mejoras tecnológicas en la conectividad tras la apertura del comercio, y nuevas técnicas constructivas tratando de suplir la carencia de mano de obra. Estos tres ejemplos, entre muchos otros, reflejan avances concretos de la ciencia, la tecnología y la innovación que, tras la Peste Negra en el siglo XIV, contribuyeron de una u otra forma a superar la gran crisis en la que había quedado sumergida Europa producto de la pandemia, según aporta el director del Departamento de Historia y Ciencias Sociales de la Facultad de Artes Liberales UAI, Rodrigo Moreno.

En el mes de la Ciencia, la Tecnología, el Conocimiento y la Innovación, docentes de diferentes facultades y escuelas de la Universidad Adolfo Ibáñez -expertos en cada uno de estos campos- compartieron su visión sobre cómo estas disciplinas pueden contribuir en la actualidad a hacer frente al escenario planteado por el covid-19, o cuál es el camino que falta por recorrer para que esto ocurra. ¿Qué nos dijo cada uno(a)?

Ciencia

De acuerdo a Eric Goles, matemático, Premio Nacional de Ciencias Exactas y académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, “la ciencia aporta en la medida que esté de antes; que existan numerosos científicos preparados y en diversas materias”.

“No es asunto de improvisaciones de última hora. En Chile falta mucho aún para hacer denso ese tejido de conocimiento. Y en nada ayuda el mermado presupuesto para las ciencias y los recortes para capital humano avanzado“, añade a su visión el profesor de la FIC.

Tecnología

Realmente ahora mismo con la pandemia del covid estamos dejando de lado la otra gran pandemia que está azotando a Chile: la escasez hídrica. Según se está trabajando en una vacuna para el covid, tenemos también que trabajar en el desarrollo de tecnologías que permitan disponer de un nivel adecuado de recursos hídricos de calidad para abastecer a la población y mantener la actividad productiva del país (agricultura, minería e industria)”, reflexiona José Luis Campos, investigador y profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias.

En este sentido, se deben mejorar las tecnologías enfocadas a obtener recursos hídricos que hoy en día no se están contemplando, tales como la niebla o los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales, y también hacer más eficaz la desalación del agua de mar usando energía solar”, agrega.

Conocimiento

El quehacer científico es una forma de acceder al conocimiento, a verdades cuantificables. Y esta forma es realmente una manera de pensar, que nace desde una curiosidad intrínseca, por el deseo de entender algún fenómeno de la naturaleza -ya sea el comportamiento de los átomos o las causas y propagación de un virus. Al recolectar evidencias, datos, mediciones sobre esos fenómenos, podemos establecer conclusiones. Estos resultados deben presentarse desinteresadamente, sin sesgos, para poder conocer una realidad objetiva”, señala Giovanna Cottin, académica del Departamento de Ciencias de la Facultad de Artes Liberales UAI.

Considero que, instaurando en la sociedad, en cada uno de nosotros, una manera de pensar que nos permita ser capaces de juzgar evidencias de manera desinteresada, objetiva y sin sesgos nos ayuda a superar incertidumbres de distinta índole producto de la pandemia. El conocimiento nos da seguridad, ya que nos ayuda a comprender la realidad que nos rodea. Y al entender algo es cuando se pueden desarrollar herramientas y estrategias para enfrentarlo. Esta es una de las razones de por qué la inversión en ciencias básicas es tan importante para nuestra sociedad, porque de alguna manera transmiten esta manera objetiva de ver el mundo, que nos prepara no solo para enfrentar situaciones difíciles, sino que también para construir un mejor futuro”.

Innovación

La innovación es fundamental para poder superar la crisis del covid-19. Aquellas organizaciones que ven la pandemia como una invitación a pensar de forma diferente -‘out of the box’, como se dice en innovación- son aquellas que están liderando en cuanto a sacar algo positivo de la misma”, afirma Carla Bustamante, directora del Master en Innovación y Emprendimiento de la Escuela de Negocios UAI.

Un ejemplo cercano es Copper 3D, una startup creada por alumnos del Magíster en Innovación de la UAI, dedicada a crear filamentos antibacteriales con cobre para impresoras 3D, inicialmente pensado para imprimir prótesis. Ante la pandemia se reinventaron y en vez de seguir tratando de hacer lo mismo se adaptaron al cambio liberando un código para imprimir mascarillas con partículas de cobre que se ha utilizado en todo el mundo. Este start-up vio en la crisis una necesidad urgente de adaptarse al cambio, aprovechando las oportunidades que esta traía, creando valor económico y social al mismo tiempo”, añade.

“Innovación es también lo que hacen los laboratorios que están trabajando en la vacuna para el covid-19. Nuevamente, quienes se atrevieron a hacer ciencia de forma diferente son quienes están liderando en este ámbito.  El aprender a hacer las cosas de forma distinta tiene un costo en cuanto tiempo y recursos, sin embargo, invertir en innovación es clave puesto que es la única forma en que el mundo podrá superar la pandemia que tiene deprimidas a todas las economías. Los resultados de innovar son prometedores, solo hay que atreverse a hacer las cosas de forma distinta”, concluye la académica.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram