arrow-right host location public time type

Economista del Banco Mundial y los desafíos para la recuperación económica tras la pandemia

15 de Septiembre 2020 Vinculación con el Medio

¿Cuáles son los desafíos para la recuperación económica tras la pandemia? Para responder a esta pregunta, el economista del Banco Mundial, Norman Loayza, hizo un llamado a crear una resiliencia de largo plazo considerando  que sin una vacuna o tratamiento disponible la recuperación será gradual  y a establecer protocolos que se ajusten a la realidad de cada país para enfrentar un posible nuevo escenario de futuras pandemias.

Loayza, economista jefe del Grupo de Investigación del Desarrollo del Banco Mundial, fue el expositor invitado a la primera conferencia del ciclo “Economía post pandemia: ¿Cómo cambió el mundo?”, organizado en conjunto por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez y Terminal Pacífico Sur Valparaíso, TPS.

Durante su presentación, que se centró en el estudio “Recovery from the Pandemic Crisis: Balancing Short-Term and Long-Term Concerns” , el economista del Banco Mundial abordó los principales puntos que hay que tener en cuenta para enfrentar de la mejor manera posible la contracción económica actual.

En términos generales, el experto explicó que las crisis se caracterizan por el efecto negativo que tienen sobre el crecimiento y por la incertidumbre que pueden causar sobre el futuro económico, aspecto en el que el coronavirus está rompiendo records, ubicándose en el punto más alto desde 1959.

A lo anterior se suma que “en el 2020 aproximadamente el 90% de las economías del mundo entrarán en recesión, con una caída del producto mundial de un poco más de 7%. Una de las peores crisis que hemos visto en más de 100 años”, afirmó Loayza, y agregó que los efectos adversos serán tres veces peores que los vistos en el último gran colapso financiero de 2009.

Esto se debe a que “la crisis de la pandemia combina un choque simultáneo de oferta y demanda, una extensión que va más allá de la región o el país y se proyecta a todo el mundo, es una crisis que puede tener una duración muy larga”, indicó.

El camino para la recuperación

Posterior a su presentación y en entrevista con el profesor de la Escuela de Negocios, Matías Berthelon, el economista fue claro en declarar que “más allá de pensar en recuperación rápida, tenemos que pensar en resiliencia de largo plazo”, puesto que “en los países de América Latina no se habían vivido situaciones de este tipo, entonces ha dejado cicatrices muy grandes”.

Alcanzar la estabilidad implica mantener los factores de crecimiento -capital humano, físico, social y la productividad- de manera sólida, incluso durante la crisis. Para esto, aseguró Loayza, es necesario impulsar reformas esenciales en áreas que actualmente son vulnerables y que la crisis ha dejado más expuestas como la formalización de trabajo y negocios, mejoras en protección social, extensión de la inclusión financiara, promoción y transformación digital, además de las urgentes mejoras a la salud pública.

Y aunque las proyecciones para el 2021 son optimistas, el experto insiste en que “es muy probable que algo parecido pueda a ocurrir en unos años y por eso tenemos que desarrollar protocolos ajustados a las realidades de cada país, como lo hicieron en Corea y Taiwán, y no hacer las cosas de forma acelerada como ocurrió en marzo declarando cuarentenas indiscriminadas para tratar de seguir el ejemplo de China, Nueva Zelanda o algunos países europeos que tienen una capacidad mucho mayor de ayudar a su gente cuando está en cuarentena”, afirmó.

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram