arrow-right host location public time type

Desafíos de la eficiencia hídrica en Chile

14 de Octubre 2020 Noticias

Más del 70% del planeta está cubierto de agua, de eso, cerca de un 98% es agua salada y apenas un 2% es agua dulce. Es decir, estas últimas son un recurso escaso que- con certeza-pronto se acabará. ¿Qué podemos hacer para evitarlo o al menos retrasarlo? Aprender a hacer un uso eficiente del agua a nivel domiciliario.

José Luis Campos, académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI y quien ha publicado más de 100 artículos en revistas indexadas y 30 capítulos de libros sobre diversas investigaciones en torno a la gestión hídrica, entrega algunos consejos para enfrentar una realidad que en Chile es cada vez más dramática.

“Dada la escasez hídrica que sufre gran parte del país en los últimos tiempos, es vital hacer un uso eficiente del agua a nivel domiciliario. Nosotros, como usuarios directos, deberíamos llevar a cabo acciones rutinarias en nuestros hogares que permitiesen evitar posibles derroches de agua”, asegura el Ingeniero, Doctorado en Ingeniería Química por la Universidad Santiago de Compostela, España.

Agrega que “lo principal es concienciarse de que el valor del agua es mucho mayor que el precio que pagamos por ella. El precio pagado está relacionado con la potabilización, suministro y saneamiento de ésta, mientras que su valor es incalculable dado que es imprescindible tanto a nivel individual como social”.

En este sentido, José Luis Campos asegura que “por lo tanto, la motivación de cuidar el agua no debe estar asociada a un posible aumento de la tarifa sino a la importancia que tiene en nuestras vidas”.

Una oportunidad: el reúso de agua

El académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, agrega que “además de adquirir nosotros mismos pequeñas acciones que permitan un ahorro de agua usada a nivel intradomiciliario, sería necesario el comenzar a pensar en emplear agua reusada para regar los parques y jardines e, incluso, en cambiar la vegetación de éstos por otra que tenga necesidades hídricas menores”.

En este sentido, una de las líneas de investigación que ha seguido el Ingeniero Químico, es el tratamiento de aguas residuales, como solución ante la crisis hídrica. “Me interesa tratar de recuperar recursos de valor que hay en las aguas residuales. Básicamente nos centramos en mejorar los procesos aplicados en las plantas de tratamiento con el fin de maximizar el biogás que se produce durante la digestión anaeróbica de los lodos generados, recuperar el fósforo para usarlo como fertilizante, y hacer que los lodos, una vez digeridos, tengan una calidad adecuada para que puedan ser aplicados a la agricultura”, explica.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram