arrow-right host location public time type

Derechos Humanos en la aldea global

16 de Junio 2020 Noticias

Los últimos acontecimientos en Estados Unidos impulsaron una serie de protestas en contra del racismo y el actuar de la policía en el mundo, en este contexto, la profesora y abogada, Maïa Renucci, quien dicta el ramo Human Rights in Chile en el Specially Designed Course, profundizó respecto al racismo y la importancia de la educación para avanzar en temas de Derechos Humanos: “El Estado tiene un deber fundamental en educar, crear programas, leyes, en definitiva, todo un aparato que permita a los ciudadanos poder gozar del respeto a sus derechos. Pero, también tenemos un deber individual, cada uno de nosotros, de informarnos, educarnos y crear conciencia día a día”, indica.

  • ¿Cómo ves el cuestionamiento a la policía después de la muerte de George Floyd en Estados Unidos?

Creo que es muy importante atacar el problema de fondo: para terminar con el racismo se debe educar a la población en general y a los policías en particular. Establecer nuevos protocolos en las escuelas y academias policiales que permitan a estas generaciones volver a construir conceptos basados en las características fundamentales de los derechos humanos, siendo una de las primordiales, la universalidad, la que se manifiesta en el derecho a la igualdad de todos los seres humanos, sin distinción.

  • ¿Cuál es tu perspectiva como abogada?

Es primordial en un Estado de Derecho el respeto de los derechos humanos de sus ciudadanos, eso crea una sociedad avanzada. En este sentido, el respeto a los instrumentos legales que reconocen derechos humanos es la base, especialmente los tratados internacionales en la materia. En el caso de Estados Unidos, es muy importante que cumpla con la implementación de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial en sus políticas federales, adaptando sus leyes y reglamentos, especialmente las que tienen que ver con el actuar de las policías. Lo mismo aplica para el resto de los países que son parte de esta convención.

  • En Chile, producto del “estallido social” en 2019, se generó un conflicto hacia la institucionalidad de Carabineros de Chile, ¿crees que este es un cuestionamiento global?

Totalmente. El mundo globalizado es mucho más consciente que el mundo de hace unas décadas atrás. Esta es una tremenda ventaja del fenómeno de la globalización, la idea de una aldea global, una ciudadanía global, que no es otra cosa que los derechos humanos reconocidos a todas las personas, sin discriminación, sin distinciones.

Este principio universal de dignidad humana es el que lleva a las distintas sociedades a luchar por el respeto de sus derechos. Vemos que en muchos casos de protestas en distintos países han existido vulneraciones a los derechos humanos. Es necesario que cada país haga eco en sus legislaciones internas de las normas internacionales que regulan, por ejemplo el derecho de asamblea, el derecho de reunión; en los que el uso de la fuerza por parte de las policías, en el contexto de una manifestación por ejemplo, es el último recurso, sólo debe aplicarse cuando ninguna otra de las formas propuestas puede llevarse a cabo y sólo a grupos aislados. En el caso de Chile o de otros países, lamentablemente la fuerza se ha aplicado, en algunos casos, de forma desproporcionada.

  • Producto de lo sucedido, se volvió a discutir sobre el racismo y la lucha contra la discriminación, ¿crees que en Chile sigue siendo un tema invisibilizado?

Lamentablemente, Chile es un país al que le cuesta adaptarse a los grupos que son por así decirlo, diferentes. En este sentido creo que la educación es fundamental, necesitamos educarnos sobre el racismo, enseñar sobre la importancia de los derechos humanos y el respeto por la dignidad de todas las personas. En nuestro país, sin ir más lejos, tenemos el caso de discriminación brutal que sufren los indígenas, existiendo un gran número de recomendaciones realizadas por las Naciones Unidas al respecto para modernizar nuestra legislación interna acorde a los tratados internacionales en la materia.

  • ¿Qué debemos aprender como sociedad de esta crisis racial y del cuestionamiento a la policía en términos de DDHH?

Creo que si lo vemos como una oportunidad, podemos crecer enormemente como sociedad y acercarnos mucho más al concepto de ciudadanía global, donde no exista discriminaciones a los grupos minoritarios, no hacer diferencias por el origen o apariencia de una persona. Además de la regulación de los procedimientos policiales con respeto irrestricto a los derechos humanos.

Para esto el Estado tiene un deber fundamental, en educar, en crear programas, leyes, en definitiva, todo un aparato que permita a los ciudadanos poder gozar del respeto a sus derechos. Pero también tenemos un deber individual, cada uno de nosotros, de informarnos, educarnos y crear conciencia día a día.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram