arrow-right host location public time type

Democratizar la dignidad

8 de Agosto 2019 Noticias

Democratizar la Dignidades un volumen que recopila seis contribuciones del filósofo del derecho Jeremy Waldron, quien se desempeña como University Professor en la Facultad de derecho de NYU, relativas a la dignidad humana y su rol en el derecho.

El intelectual neozelandés es conocido en Chile e Hispanoamérica por su teoría de la democracia y su crítica al control judicial de constitucionalidad, sin embargo su propuesta sobre la dignidad humana no habían sido difundidas en español.

Es por eso que el académico de la Facultad de Derecho, Javier Gallego, junto a los investigadores colombianos Vicente Benítez profesor de la Universidad de La Sabana, y Leonardo García profesor de Universidad Eafit decidieron traducir sus textos más importantes sobre dignidad humana.

Esta temática ha estado apareciendo en las últimas décadas en debates jurídicos de diversa índole”, sostiene Gallego, quien agrega que esta ha sido invocada como fundamento para la prohibición del discurso de odio, bien jurídico-penal en diversos delitos, límite en la bioética, principio del derecho laboral, y parámetro en juicios de responsabilidad civil. “Además, se ha estado revisitando su papel en el discurso de los derechos humanos y su desempeño como derecho fundamental-constitucional”, recalca.

La idea original, cuenta Gallego, era traducir las Conferencias Tanner que dictó Jeremy en la Universidad de California, Berkeley, en abril de 2009, tituladas “Dignidad, Rango y Derechos”, pero al sumarse los académicos colombianos el proyecto creció: “decidimos traducir seis contribuciones, y acompañar un estudio preliminar escrito en coautoría por los tres”.

Dado que el equipo terminó con mayoría colombiana, el libro fue lanzado a principios de este año por editorial de la Universidad de Externado de Colombia. En él, se define la dignidad como un “estatus” o “rango elevado”, como el que gozaron alguna vez los miembros de la nobleza, pero hoy democratizado y distribuido a todo ciudadano por igual.

Para Gallego este “estatus” es el fundamento de varias exigencias “morales” que se pueden formular al derecho: entre ellas dar espacio a los ciudadanos para ejercer sus capacidades comunicativas en procesos judiciales, y preocuparse de que todo ciudadano cuente con asistencia letrada para presentar sus argumentos en un pleito o investigación. “La dignidad es también el fundamento de la prohibición general de tortura, que debiera expresarse especialmente en investigaciones y procesos penales”, reflexiona.

Siguiendo con esta temática la Facultad de Derecho realizará un foro el próximo martes 13 de agosto donde, Gallego  en conjunto con otros profesores, expondrán sus avances en investigaciones torno a la dignidad humana como principio jurídico: Verónica Undurraga está trabajando el tema en el ámbito de los derechos constitucionales, principalmente en el contexto de los derechos de los pacientes al final de la vida; Alberto Pino está revisando la influencia del principio en la responsabilidad civil; Sergio Gamonal hace lo mismo en el ámbito del derecho laboral. “Espero que después de esta instancia podamos seguir coordinando este interés común en alguna otra forma de proyecto colaborativo”, concluye.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram