arrow-right host location public time type

De la UAI al servicio público-social

Mantener el compromiso social en toda actividad en que se participe, esa es la motivación de las egresadas de la Escuela de Psicología, Francesca Gisseleire y María Jesús Alliende, quienes compartieron su experiencia laboral en el servicio público y social, con estudiantes de la UAI.

En el contexto de la Semana de la Solidaridad organizada por la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), se generó un espacio de conversación entre las egresadas con estudiantes de distintas carreras, enfocada en dar a conocer el esfuerzo personal que hay detrás del trabajo en contextos vulnerables.

Ambas psicólogas fueron parte de organizaciones sociales mientras estudiaban en la UAI, Francesca fue parte de Trabajos Voluntarios Santiago y encargada de Acción Social en la Federación del 2013, por su parte, María Jesús fue voluntaria en Techo y Campamento Lo Barnechea.

El trabajo en terreno las impulsó a trabajar en distintas organizaciones gubernamentales y sociales, por lo que el llamado fue a participar en las distintas instancias que existen para “recordar que hay otra realidades, porque finalmente es un sentido social de vida, no solo en lo que elijan trabajar”, acota María Jesús Alliende, quien trabaja en el Programa Familias de Acogida Especializada.

Por su parte, Francesca Gisseleire trabaja desde 2017 en la Municipalidad de Peñalolén, y la fecha es la encargada de Promoción de Derechos, Dirección de Seguridad Humana y señala que su principal convicción está en que “los pequeños cambios hacen la diferencia”, dice.

Autocuidado

Trabajar con personas implica un desgaste emocional importante, por lo que el autocuidado es clave para poder enfrentar de una forma sana las exigencias del trabajo. Las profesionales cuentan que es imposible no involucrarse, pero existen diferentes herramientas para cuidar la propia salud mental y emocional:

  • Conversar los casos en equipo para buscar la mejor solución.

“Las decisiones importantes se toman en conjunto, es esencial repartir la responsabilidad”, señala María Jesús.

  • Buscar apoyo.

Uno tiene que aprender a conocerse y encontrar lo que les haga bien, es imposible no preocuparse, pero no acarrear las cargas ni descuidarse de uno mismo”, acota Francesca.

  • Espacios de descomprensión.

“No dejar de lado los hobbies, deporte, actividades sociales”, agrega Francesca.

  • No son superhéroes.

“La autoexigencia no es tan buena, no depende de ti salvar ni resolverles la vida”, dice María Jesús.

Con énfasis en el compromiso social, las psicólogas destacan y agradecen su experiencia universitaria, que les permitió conectar con diferentes realidades y darse cuenta in situ que hay mucho por hacer, “yo creo que es importante tener ciudadanos más conscientes del otro, que se involucren en otras realidades y traten siempre de aportar un granito de arena”, dice María Jesús.

Por su parte, Francesca hace una invitación a aprovechar las instancias de participación social que se presentan en la universidad, tanto por organizaciones sociales o institucionales, “busquen el enfoque comunitario en lo que puedan aportar”, finaliza la egresada.

Redes Sociales

Instagram