arrow-right host location public time type

Cuarentena y bienestar de niños y niñas

9 de Abril 2021 Noticias

Parece ser que el encierro prolongado y la incertidumbre ya es parte de la vida, hace poco más de un año que familias chilenas se enfrentaron al desafío de combinar responsabilidades laborales, personales y familiares en un mismo espacio. Esta realidad, fue estudiada en 2020 por el equipo Cuidemos a Nuestros Niños, en el que participa la académica de Psicología, Josefina Escobar, los resultados demostraron impactos en la salud mental de los niños, niñas y adolescentes, ahora, ante una nueva cuarentena ¿cómo seguimos?

“Al inicio de la cuarentena del año pasado ya veíamos sintomatología, dificultades en el sueño, mayor reactividad emocional, conductas regresivas, depresivos, ansiosos, miedos, y lo que se ha empezado a ver ahora desde la clínica, es que estos síntomas, sobre todo en niños, niñas y adolescentes que lo pasaron mal el año pasado, han vuelto a aparecer”, explica Josefina Escobar.

Y el problema hoy no es sólo en la salud mental de los menores, sino también en las madres y padres que no sólo enfrentan el quehacer de casa, sino que más preocupaciones por la crisis social y económica que está pasando el país. Al respecto, la experta señala que se ha visto que en términos de burnout parental “estamos puntuando bien alto, sobre todo las mujeres, que es en general en quienes se cargan los temas de crianza. Y una mamá estresada y cansada, es una mamá menos regulada, que frente a mayor demanda de los niños y niñas, también tienen menos capacidades para manejar esa situación”

La problemática en casa es transversal, sin embargo las condiciones de cada familia no lo son, pues tal como señala Josefina, no es lo mismo tener un niño encerrado en un departamento sin terraza, que en una casa con patio, o tener un hijo único, a otro que puede interactuar con sus hermanos/as. “Hay muchas variables que influyen en qué tan negativo va a ser el impacto, pero lo que si sabemos es que esto de alguna manera repercute, y para eso hay que tomar ciertas medidas, porque no solo son los niños, también son los padres”, acota.

Una alternativa efectiva para cuidar la salud mental de los niños y niñas, es mantener rutinas y estructuras familiares, horarios relativamente definidos para cada tarea y considerar siempre tiempo de ocio, esto favorece el bienestar de los niños y niñas, y además entrega ciertos márgenes de seguridad, para sentir que está todo un poco más controlado.

Sin embargo, la socialización sigue siendo una limitante por eso la académica rescata la idea de solicitar un permiso para la niñez, “es importante porque es un derecho de la infancia, a tener espacios de esparcimiento, de recreación, de socialización con otros”, agrega, y que el horario permitido para estas actividades no coincida con las clases escolares online, pues “los chicos necesitan salir, necesitan instancias de poder ver a otros pares, de correr, de jugar y no todas las familias tienen las mismas condiciones para entregar eso dentro de su hogar”, dice.

Conoce más sobre el estudio aquí.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram