arrow-right host location public time type

¿Cuán efectivo es el feedback “negativo” para mejorar el desempeño en contextos laborales?

30 de Enero 2020 Investigación Noticias

Los profesores de la Escuela de Psicología, Gonzalo Muñoz, Lorna Cortés, Roberto Arístegui y Joaquín Gaete junto a Winfred Arthur de la Universidad de Texas A&M conforman el primer equipo académico chileno en adjudicarse un proyecto financiado por SIOP, 14ava División de la American Psychological Association (APA).

SIOP tiene más de diez mil miembros y reúne a psicólogos organizacionales de todo el mundo. Cada año, a través del concurso Douglas W. Bray and Ann Howard Research Grant se selecciona un proyecto de investigación cuyo objetivo principal es apoyar el desarrollo de propuestas innovadoras en torno a temas de liderazgo y assessment center.

El proyecto desarrollado por los académicos UAI busca ser una alternativa en los procesos de cambio que enfrentan las organizaciones, “muchas estrategias de desarrollo organizacional se basan en el feedback para mejorar el desempeño de los colaboradores; el problema es que cuando el feedback es negativo, las personas tienden a descartarlo o rechazarlo, y este es un problema universal”, explica Gonzalo Muñoz.  

Por esto, “las organizaciones necesitan mucho input ahí, porque en todos los temas de gestión del desempeño, las organizaciones tienen que dar feedback sobre lo que funciona pero también sobre aquellos aspectos que quieren mejorar; si el feedback negativo no es aceptado, el potencial que tienen de cambio y mejora es muy bajo. La idea es encontrar una forma de entregar el feedback que permita apalancar el proceso de cambio”, señala Lorna Cortés.

La pregunta que buscan responder es básicamente ¿cómo hacer para que el feedback negativo sea mejor aceptado? Una de las características de este proyecto es que integra desarrollos de la psicología clínica, que se han aplicado con cierto éxito en contextos clínicos, pero que no se aplican en contextos laborales. Los académicos Joaquín Gaete y Roberto Aristegui del área clínica han ayudado en desarrollar una metodología para que la entrega de ese feedback sea mejor aceptada. Este esfuerzo de colaboración interdisciplinar es uno de los componente innovadores de esta investigación que, según el equipo de investigación, tuvo un rol importante en la adjudicación del fondo internacional.

El proyecto comienza en enero del 2020 y tiene una duración de dos años. Parte de la investigación se desarrollará en el contexto de los programas de formación y postgrados de la Escuela de Psicología de la UAI, particularmente en el Magíster en Psicología de las Organizaciones donde se hace un uso intensivo del assessment center (y el feedback), tanto como estrategia de desarrollo personal y de competencias para el alto desempero en el ámbito laboral.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram