arrow-right host location public time type

Cristián Jara: de ex alumno de Derecho a cónsul de Chile en Panamá

28 de Marzo 2017 Noticias

Desde junio de 2016 que Cristián Jara se desempeña como diplomático de carrera y específicamente acreditado como Cónsul de Chile en Panamá.

Recién titulado, Jara tomó el desafío de encabezar el área legal del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en la Región de Valparaíso y en paralelo, mantenía su oficina de abogados con otros egresados de la UAI.

Luego de realizar el Magíster en Derecho de los Negocios en la misma Facultad, el ex alumno comentó, “la hoja de ruta profesional se empezaba a definir en el derecho corporativo, estando aún pendiente la convergencia de mis intereses con mi formación. Fue entonces cuando resurgió un anhelo que tenía desde el colegio: la diplomacia. Carrera y función de la que sabía por familiares que habían formado parte del servicio exterior, pero que no estaba en el radar de mis pares”.

Luego el diplomático aseguró, “soy un convencido que una impronta de dinamismo, innovación y estándares privados son necesarios y aplicables en el servicio público”.

El Embajador de Chile en Panamá, Francisco Cruz Fuenzalida, quien trabaja directamente con Cristian, destacó su consistencia intelectual, liderazgo personal y una formación profesional orientada al resultado, y además señaló, “él agrega valor permanente al trabajo de la Embajada, especialmente desde el ámbito comercial y los desafíos de cooperación en políticas públicas compartidas entre Chile y Panamá”.

Por último, el ex alumno de la Facultad de Derecho se refirió a los aspectos que destaca de su formación, además de orientar a quienes persiguen objetivos profesionales similares.

– ¿Qué destacarías de tu formación en la UAI?

Primero que todo y ya con las perspectiva del tiempo, destaco además de la formación académica y el rigor profesional que siempre impulsaron mis profesores en la UAI, la valoración permanente que dieron tanto ellos como las autoridades de la Universidad a apreciar el entorno, a sobreponerse a las circunstancias y a no mirar el mundo unidimensionalmente. En la Universidad, debí compatibilizar el tiempo asignado a las clases y al estudio, con otros emprendimientos extracurriculares como: las ayudantías que realicé ininterrumpidamente desde segundo año; ser presidente del Centro de Alumnos de mi Facultad y colaborar en la formación del equipo de debate. Tareas que siempre fueron respaldadas, destacadas y valoradas por la Universidad. Eso, de alguna manera incentiva a ver el mundo de otra forma y a internalizar que emprender y tener intereses diversos  -en definitiva- es un activo que amplía el horizonte.

– ¿Qué le dirías a aquellos alumnos que quisieran seguir una carrera diplomática?

Que ingresar al servicio exterior es una alternativa atractiva y desafiante. Constituye una vía para servir al país desde la carrera diplomática, es decir, trabajando para Chile y sus intereses más allá del ciclo político.

Además, les diría a los estudiantes de derecho que estar en diplomacia es mucho más que derecho internacional y a los alumnos, en general, que valoren la formación integral y el ampliar el espectro académico de su formación. Se requieren especialistas por cierto, pero con la capacidad y adaptabilidad necesaria para un escenario cambiante, diverso y con tareas que obligan a tener conocimiento de muchas materias.

El marco regulatorio de un diplomático está formalmente en la Convención de Viena, pero para ponerlo en simple, implica: hablar por Chile velando por sus intereses y ser un permanente promotor de la marca país.

La capacidad de generar redes y la prolijidad profesional configuran y dan envergadura al rol intermediador que debemos ejercer los diplomáticos. En ese contexto, la UAI provee de excelentes herramientas a sus egresados y es por eso que invito a los que actualmente son alumnos a tener como alternativa la diplomacia profesional y ocupar sus capacidades al servicio de Chile.

En definitiva, la UAI entrega a todos sus egresados un sentido de emprendimiento e innovación para ver las cosas y ese esquema también es aplicable a la política exterior en tiempos presentes, más aún considerando que la diplomacia adquiere un especial valor dada la apertura comercial de Chile al mundo y -en mi caso concreto- por la posición de Chile como tercer usuario a nivel mundial del Canal de Panamá.

*Crédito Foto: El Siglo Panamá.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram