arrow-right host location public time type

¿Cómo alcanzar una ‘felicidad sólida’?

¿Cómo lograr una felicidad perdurable más allá de una alegría momentánea? Ese es tema tratado por el médico y psiquiatra Ricardo Capponi en su nuevo libro “Felicidad Sólida”, lanzado el pasado 4 de septiembre en el campus Viña del Mar de la Universidad Adolfo Ibáñez. En el evento, el profesional entregó los principales puntos que abordó en la escritura del texto y respondió a las preguntas del profesor de la Escuela de Psicología, Andrés Salas.

Basado en sus estudios científicos de la psicología cognitiva y en su experiencia profesional, el psicoanalista plantea una visión propia para alcanzar dicho sentimiento, partiendo de la idea que “la felicidad no se improvisa, sino que se construye. No es algo a lo que podemos llegar de golpe, sino que tiene que ver con una historia de desarrollo y de crecimiento que pasa mentalmente con la capacidad que tengamos de enfrentar los desafíos que la vida nos pone por delante”, aseguró el autor.

La motivación para la escritura del libro surgió luego que Capponi se dio cuenta que “el planteamiento sobre la felicidad es un planteamiento desde una concepción un poco liviana, algo así como que la felicidad es un estado mental que se puede improvisar. Desde el punto de vista clínico, de mi formación y de mi concepción de funcionamiento mental, me parecía inconcebible”, afirmó.

Por lo mismo, estableció una forma de alcanzar la estabilidad emocional en la medida en que se tenga la capacidad para elaborar las emociones negativas que todo desafío vital activa, como la rabia, la recriminación, la ansiedad, etc. Así, “la estabilidad emocional consiste en la capacidad de poder fluir en el presente, sentirse en paz y en plenitud con el pasado y con tranquilidad y esperanza al futuro”, sentenció Capponi.

Para lograr eso, en el texto se indica que es fundamental generar recursos simbólicos a partir de las experiencias. Pero ¿en qué consiste una buena experiencia que genere estos recursos mentales? El psiquiatra presenta en su texto cuatro variables que deben conjugarse para lograr este objetivo.
En primer lugar, la capacidad y calidad de dejarse impactar por la realidad del encuentro con el otro, pues solo en el encuentro interpersonal se logra una felicidad duradera. En segundo lugar, el manejo de la asertividad, es decir, la agresión al servicio de la defensa para cuidar los vínculos; luego, desarrollar la habilidad de conocer la realidad para entender qué es lo que quiere el otro y, por último, la capacidad de sentirse atraído por una estética del mundo interno del otro.

El completo desarrollo de todos los puntos tratados por el profesional en su exposición están contenidos en el libro, acompañados de una robusta base teórica. Estos elementos, más el interés del público por conocer una visión fundamentada de lo que entiende Capponi por este sentimiento, han hecho de “Felicidad Sólida” un éxito de ventas.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram