arrow-right host location public time type

¿Y si apostamos por el hidrógeno verde?

16 de Enero 2020 Columnas

El último informe del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) presentado en la  COP 25, reforzó la necesidad de mantener los acuerdos de París respecto a tomar las medidas para evitar el aumento en más de 1,5 grados de la temperatura del planeta. La mayor dificultad para alcanzar este objetivo es el uso de combustibles fósiles en el transporte pesado y en la industria, que representan un tercio de las emisiones globales.

En este contexto, el hidrógeno verde, surge como la principal opción de sustitución de combustible fósiles en la industria y transporte pesado.  El último informe de la Agencia Internacional de Energía (EIA) señala que con precios de energía fotovoltaica de US$ 20 por MWH, en 2023 el hidrógeno solar sería una alternativa más económica que el gas natural y, significativamente, más barata que el diesel.

El World Energy Council sindica a Chile como el “campeón escondido” en la carrera para desarrollar una economía del hidrógeno verde. Esto se debe a que nuestro país tiene el mayor potencial de producción a menor costo a partir de energía solar, con una enorme demanda interna como la minería. Sin embargo, este potencial no ha sido explotado debido a que los sectores productivos y los posibles compradores no han reconocido las ventajas de Chile como exportador global de hidrógeno verde y aún existen obstáculos para su desarrollo.

La minería representa una demanda potencial de enorme magnitud: 60 veces la producción de electrolizadores del mundo el 2017. En la medida que aumente la escala de producción, se producirían grandes ahorros en el costo de capital. Además, el hidrógeno puede ser fundamental para facilitar el desarrollo de minería baja en emisiones y materiales verdes para el mundo.  Países como Alemania y Japón ven a nuestro país como un oferente potencial de hidrógeno verde a precios competitivos. Sin embargo, para transformarnos en líderes en la economía del hidrógeno verde, es necesario desarrollar regulaciones; invertir en capital humano especializado; reducir asimetrías de  información y los riesgos percibidos por industrias tradicionales; desarrollar aplicaciones integrando tecnologías y promover aplicaciones industriales, mineras  y de transporte pesado.

Un conjunto de instituciones con el apoyo del Ministerio de Energía lanzó ayer la iniciativa Misión Cavendish, en alusión al químico que descubrió el hidrógeno en 1773. El objetivo es que entidades académicas, empresariales y gubernamentales puedan  aportar a la estructuración de una estrategia nacional del hidrógeno verde. La singularidad chilena de tener la mejor radiación solar, el mayor distrito minero metálico y no metálico del mundo en el contexto de mercados y regulaciones globales que privilegiarán materiales bajos en carbono, representa una oportunidad de impulsar un desarrollo económico en que el hidrógeno verde puede jugar un rol fundamental.

Publicado en Diario Financiero

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram