arrow-right host location public time type

Un nuevo salto al desarrollo

3 de Junio 2019 Noticias

Chile hasta los años sesenta tenía una gran dependencia de la minería en sus exportaciones, con un 80% de la generación de divisas del país. Desde entonces se genera una diversificación de las exportaciones hasta fines de los noventa basada en transferencia de tecnología, innovación y aprovechamiento de nuestros recursos naturales en que la institucionalidad pública y la iniciativa privada jugaron roles complementarios. Tanto la creación de las primeras empresas de salmones, vinos, berries y manzanas en el sur, la formación de capital humano en el sector frutícola, y el desarrollo de vinos del nuevo mundo, son parte del proceso de transferencia tecnológica, acelerado por inversión extranjera, lo que permitió un rápido crecimiento exportador e impulsó un crecimiento económico a tasas de 7% durante más de una década, explicando en buena medida cómo pasamos de ser un país pobre a un país de ingreso medio alto.

Sin embargo, lo que nos permitió dar el salto hoy no está disponible, y con más de lo mismo, corremos el riesgo de no converger a ser un país desarrollado. Es necesario dar otro salto en innovación, combinando innovación abierta, vinculándonos globalmente para transferir tecnología con desarrollos, adaptaciones y a veces investigación, dada la singularidad local. No es suficiente desarrollar organizaciones de transferencia tecnológica que siguen  un enfoque lineal de llevar la investigación universitaria al mercado. Se requiere enfocarse en las necesidades de las empresas y del mercado, y desarrollar capacidades de vigilancia tecnológica global, para licenciar tecnología complementada con contratos de 18D con instituciones que han desarrollado capacidades tecnológicas y esquemas de gestión ágil. Es necesario impulsar el desarrollo de emprendimientos basados en tecnología y capital humano avanzado, que escalen globalmente y se vinculen con el sector corporativo.

Fundación Chile fue hasta mediados de la década pasada un company builder que incluso en los casos en que sus negocios fracasaban, creó un enorme valor al país. Hoy, hay que avanzar en el desarrollo de mecanismos que promuevan la innovación abierta, el vínculo con la oferta de conocimiento del sector corporativo, junto con nuevos company builders que promuevan los spin off y el talento que forman las universidades, vinculándolos con el sector corporativo para dar un nuevo salto al desarrollo y salir de la trampa de los países de ingreso medio.

Publicado en La Tercera.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram