arrow-right host location public time type

Trump y marketing

17 de Mayo 2016 Noticias

Es un hecho que Donald Trump sabe de negocios. Y aunque parezca obvio, poco se ha analizado la construcción de su campaña política desde los códigos que él mejor maneja: el mercado. A muchos los sorprende que haya optado por un discurso tan radical y políticamente incorrecto en temas sensibles como inmigración, y que a pesar de todo sus “acciones” se valorizaran tanto.

Ese Trump que habla desde la derecha de la derecha es resultado de una auto concepción desde el marketing. Es sencillo, miró el mercado político republicano, se dio cuenta de lo parecidos que eran todos los candidatos de su partido, y tomó una decisión estratégica: diferenciarse.

Tal como se recomienda en el campo de los negocios: si quieres ganar con tu producto lo haces por costo o por diferenciación. Trump optó por lo segundo y se posicionó como el más derechista de todos. Esa lógica da para suponer cómo será el escenario en una -muy probable- elección contra Hillary Clinton.

Entonces, el producto Donald Trump tendrá que ganar consumidores en un mercado más grande. Su desafío no será diferenciarse, porque esto se logra de manera natural, con el solo hecho de ser un hombre republicano contra una mujer demócrata.

En una campaña de ese tipo lo esperable es que Trump modere su discurso y acciones encaminándose hacia un punto de equilibrio político. Lo que comúnmente llamamos “un tipo más sensato”. Algo de esto quedó en evidencia cuando dijo que no quería ver a EEUU convertido en Argentina ni Venezuela. La pequeña sutileza de no haber mencionado a México dice mucho. Claro, cuando un producto enfrenta nuevos consumidores debe cuidar lo que dice su etiqueta.

Escuela de Periodismo

Pulso 

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram