arrow-right host location public time type

La relevancia de Humberto Maturana

6 de Mayo 2021 Columnas

Lo recuerdo como si fuese hoy. Fue mi profesor Oscar Johansen quién, en el otoño de 1979, nos habló por primera vez de Humberto Maturana en la antigua FACEA (hoy FEN) de la Universidad de Chile. En su cátedra nos inició en la comprensión de la fenomenología biológica de las organizaciones y de los sistemas sociales conforme a los mismos patrones de los seres con vida. La lectura obligada fue “De Máquinas y Seres Vivos”, libro señero e inspirador escrito por Humberto Maturana y Francisco Varela en 1973. A casi medio siglo de publicado ese libro, la idea de autopoiésis definió mi mirada de las organizaciones y definió también mi rumbo profesional, del cual me declaro realizado y agradecido a plenitud.

A Humberto Maturana lo seguí siempre y me inspiró decididamente en el mundo de la docencia y la consultoría. Fue para mi un mentor secreto y un maestro permanente. Tuve la invaluable ocasión de expresárselo personalmente hace algunos pocos años en su oficina de Rosario Sur, en una sencilla salita con dos sillas y un café, donde me invitó una tarde completa a sólo…. conversar, ese magnífico arte que predicó y practicó siempre, y que se erigiría como el núcleo fundacional en su mirada del ser organizacional.

Al despedir al maestro, elijo esta idea suya al mirar los tiempos que corren en estos días”: “El amor es la emoción donde se constituye el dominio donde se pone en práctica la aceptación del otro como un legítimo yo en la convivencia, y en ella se funda todo lo social”.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram