arrow-right host location public time type

Infraestructura crítica sustentable

2 de junio 2016 Noticias

Hace algunos días se presentó el Informe sobre Infraestructura Crítica para el Desarrollo (ICD) de la CChC, cuyos ejes principales están alineados con el plan de acción de infraestructura sustentable del Banco Mundial para países en desarrollo (energía, transporte, agua y telecomunicaciones). Si bien este documento es un aporte, en Chile aún hay mucho más por hacer en términos de infraestructura. A modo de ejemplo, la vida útil real de la infraestructura no alcanza en muchos casos a la del diseño, requiriendo por ejemplo que los municipios vuelvan a realizar inversiones mucho antes de lo previsto.

La pregunta es si hay que actualizar algunas metodologías para llevar a cabo la ampliación de infraestructura necesaria para el crecimiento de nuestro país de manera sostenible. En una economía global donde los costos de mantención y reparación seguirán subiendo continuamente, debemos plantearnos no solo la ampliación de la infraestructura actual sino cómo garantizar su máxima eficiencia a través de la creación de infraestructura flexible, durable y con el menor impacto ambiental/social posible, planificando durante su etapa de diseño el fin de su vida útil. Esto es lo que se denomina infraestructura sustentable.

En otros aspectos, no menos importantes, el Informe sobre Infraestructura Crítica para el Desarrollo tampoco hace mayores comentarios respecto del manejo de residuos sólidos. Sin considerar lo generado por los desastres naturales, en 2009 en Chile los residuos de construcción y demolición representaron el 56% del total del residuo industrial. La única opción para la mayoría de estos residuos es la disposición en botaderos que, generalmente, no están preparados.

Por otra parte, el Banco Mundial indica que más de dos tercios del consumo de la energía moderna tiene lugar en las ciudades, siendo estas la mayor fuente de residuos sólidos y de gases de efecto invernadero producto del transporte. Estos temas también deberían ser incorporados en la agenda de mejora de infraestructura crítica.

*Columna escrita con Gerardo Araya, académico FIC.

Redes Sociales

Instagram