arrow-right host location public time type

El camino que soñamos

30 de Agosto 2022 Columnas

Estamos cambiando. Las personas, el entorno natural, la sociedad, el pensamiento y, con ello, el futuro. Ese es el desafío que nos ha tocado asumir, que es el desarrollo sostenible de un mundo que avanza más rápido de lo que a veces podemos procesar y que obliga a buscar formas de adelantarnos. Este mismo desafío nos ha enfrentado a la misión de potenciar a los nuevos profesionales, y sobre todo a aquellas personas llenas de talento, ideas y sueños que, desde la Ciencia, la Ingeniería, la Tecnología y las Matemáticas son capaces de mejorar nuestra calidad de vida y visualizar un futuro mejor. Actualmente, interactuamos dos grupos sociales claros: los que asumen los cambios y adquieren la misión de cementar el camino hacia la sustentabilidad, y los que nacieron cambiados, con una nueva perspectiva para enfrentar el mundo desde una mirada integral.

Hoy no es suficiente ninguna materia por sí sola, se requiere entender que, finalmente, todas las disciplinas confluyen en un único objetivo, que es el bienestar armónico del ser humano. Este es precisamente uno de los desafíos que como Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC) de la Universidad Adolfo Ibáñez nos hemos propuesto en el Plan Estratégico y, en particular, a través de nuestra área de Vinculación con el Medio, acoplando nuestro quehacer a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, lo que nos ha llevado a buscar el volver a vernos como personas, seres empáticos que necesitan una sociedad equitativa, sustentable, armoniosa y con una mirada de desarrollo social.

Nos preguntamos: ¿Para qué construimos? ¿Por qué diseñamos softwares? ¿Por qué analizamos datos? ¿Para qué desarrollamos tecnología? Y la respuesta es simple: para satisfacer necesidades humanas. Ese es precisamente el enfoque de trabajo que hemos adoptado y que proyectamos para potenciar a las futuras generaciones de profesionales y sus talentos, sus ideas, sus sueños y sus ganas de convertirse en un aporte para nuestro país y para el mundo.

¿Qué puede ser más importante para el avance tecnológico, científico y matemático que las motivaciones correctas? Es así cómo hemos buscado la forma de generar un vínculo de reciprocidad tanto con la sociedad como con las generaciones jóvenes que están comenzando a definir su camino, al mismo tiempo que aprendemos de sus expectativas.

A través de programas como Mujeres en STEM buscamos potenciar el talento femenino en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en las futuras generaciones de profesionales, con el fin de aportar en la disminución de la brecha de género.

De la misma manera queremos despertar el interés en tales áreas en todos los escolares, por medio de nuestro programa STEAM for life, en el que, con talleres de electrónica, programación y escuelas enfocadas en la protección del medioambiente, entre otros, entregamos las herramientas a los y las estudiantes, a través del aprendizaje práctico y teórico para conocer y, posteriormente, enfrentar los desafíos actuales del mundo.

Junto al Gobierno Regional de O’Higgins, en la Escuela Mina Planta Chancón, no solo aportamos con conocimientos teóricos y prácticos, relacionados a la minería a los y las escolares de diferentes liceos técnicos del país, sino que – a través de la investigación – también beneficiamos a los pequeños productores, quienes se hacen protagonistas de proyectos de transferencia tecnológica que permiten avanzar hacia una minería más segura y sustentable.

A su vez, y a través de nuestro Centro de Transición Energética (CENTRA UAI) aportamos, desde la investigación, al desarrollo de ciudades y comunidades energéticamente eficientes e inteligentes, y a la integración masiva de las energías renovables y de bajas emisiones a los sistemas eléctricos en el país.

Todas estas acciones están ligadas a nuestro compromiso de expandir las fronteras del conocimiento por medio de la investigación de alto nivel para el beneficio de la sociedad. Conectar a investigadores y académicos con las necesidades de nuestro entorno permite que las y los futuros profesionales del país puedan potenciar, además de sus fortalezas únicas, su desarrollo intelectual, creativo y humano.

Con esto esperamos, como facultad, poder generar un espacio de crecimiento cualificado, capaz de potenciar y formar a seres humanos que puedan diseñar un entorno consciente y próspero para las futuras generaciones y la sociedad en general; cementar ese camino tan necesario para alcanzar a ver un mejor futuro.

Publicada por Portal Innova.

Redes Sociales

Instagram