arrow-right host location public time type

Economía y Pandemia ¿Cómo nos fue hace 100 años?

4 de Mayo 2020 Columnas

El 27F de 2010 muchas personas de más edad en el sur de Chile corrieron a los cerros, gracias a sus recuerdos del tsunami de 1960. Si bien pasó medio siglo y muchas cosas cambiaron, entender la historia nos da cierto punto de comparación y – quizás – alguna lección valiosa. Por eso los invito a que miremos cómo le fue a la economía chilena en la pandemia entre 1918 y 1921. Durante la “Gripe Española”, Chile demoró como 4 años en volver al nivel de PIB que tuvo en 1918, con una recuperación en falso en la mitad. O sea, en el gráfico se ve al PIB evolucionando con forma de W, como muestra la base de datos de Díaz, Lüders y Wagner (2016), disponible online.

Por cierto, había varias otras cosas pasando hace un siglo, más allá de la terrible y central pérdida de cerca de 40 mil vidas humanas en Chile. Por ejemplo, desde 1917 y hasta el peak de mortalidad en 1919 también cayó el precio de nuestra principal exportación, el salitre, bajando cerca de 25-30%.  Eso también complicó los ingresos fiscales de esa época, que por cierto dependían más del comercio exterior que hoy. Comparativamente, hoy enfrentamos la Pandemia con un precio del cobre que ha caído cerca de 20-25% en los últimos 2 años, no tan distinto a lo que pasó hace un siglo. Lo diferente es que ahora cayó mucho más el precio de lo que importamos, especialmente el petróleo, con lo cual nuestros términos e intercambio no parecen deteriorarse durante la Pandemia, como sí ocurrió hace un siglo.

¿Y cómo se financió el Gobierno hace un siglo? Los datos muestran que hubo algo de emisión monetaria e inflación transitoria entre 1919 y 1920. Pero también hubo un sustancial incremento de la deuda pública. Esa deuda externa partió la Pandemia en cerca de 20 puntos del PIB en 1918. Para el final de la Pandemia, nuestra deuda se había duplicado, llegando a cerca del 40% del PIB.  Convengamos que esa duplicación de la deuda hace 100 años no se acumuló de una sola vez, sino que el proceso fue paulatino, con una emisión de deuda grande en 1919 y otra enorme en 1921. Pero ojo, porque el país lo pagó bastante rápido, ya que para 1925 la deuda pública había vuelto a los niveles iniciales. Comparativamente, hoy partimos de un nivel de deuda no tan distinto a como estábamos hace un siglo. Por eso ahora, cuando nos toque levantar más deuda externa, sería bueno recordarle a los mercados internacionales de que Chile tiene un buen historial de pagos en estos eventos. Al menos en este registro.

Yo ciertamente creo que la esta vez la recuperación económica del PIB será mucho más pronto que en la Pandemia de hace un siglo. Pero también deseo profundamente que podamos proteger mejor a nuestra gente, ya sea de la epidemia como de sus potenciales réplicas económicas. Y no sólo porque es un imperativo moral. También la evidencia en varios países, siguiendo a sobrevivientes de hace un siglo, muestra que los daños a las familias en la Pandemia pueden tener efectos por muchas décadas, con enormes costos económicos.

Publicado en La Segunda.

Redes Sociales

Instagram