arrow-right host location public time type

Déficit de recursos hídricos: ¿Cómo actuar?

23 de junio 2016 Noticias

Generalmente cuando escuchamos la expresión “planeta tierra” lo primero que se nos viene a la cabeza es la imagen de una gran bola de color azul. Esa imagen nos lleva -erróneamente- a pensar que el agua es un recurso ilimitado. Pero esto no es así, al menos para el consumo humano y el riego. La falta de conciencia sobre la escasez de este recurso y otros factores, como al aumento demográfico, han llevado a su consumo progresivo hasta niveles superiores de los que la propia naturaleza puede suministrar. A ello se suma la contaminación y el cambio climático, lo cual implica una mayor incertidumbre para el escenario actual de los recursos hídricos disponibles.

La Región de Valparaíso no está ajena a esta situación y cada año es más evidente el déficit de agua potable. La disponibilidad de agua en la Región es en torno a los 800 m3/persona al año, considerando que valores menores a los 1.000 m3/persona al año reflejan una situación de escasez hídrica. En este escenario, es prioritario tanto para ésta como para otras regiones del país, el desarrollo de planes de contingencia que incorporen la gestión integrada del ciclo del agua y cuyos ejes centrales serían la protección de los recursos, el ahorro del agua y la búsqueda de recursos hídricos alternativos.

De esta manera, la protección y el uso eficiente de los recursos implicará maximizar la recolección de las aguas residuales generadas y tratarlas posteriormente para evitar el posible deterioro de la calidad de las aguas superficiales y subterráneas receptoras. Además, si el tratamiento de las aguas residuales se realiza de manera adecuada, este recurso se podría reutilizar para recargar acuíferos o para fines agrícolas, limpieza de calles o riego de área verdes en las ciudades. Con ello, se estaría generando un nuevo recurso hídrico, el cual tendría un costo notablemente menor al de las plantas desalinizadoras de agua.

Otra solución, para hacer frente a la escasez de agua en la región es aprovechar de manera eficiente el agua de lluvia. Sin embargo, hasta ahora son pocas las iniciativas conocidas que incentiven la implementación de sistemas de captación de agua de lluvia para uso doméstico u otros.

Por otra parte, la reducción del consumo podría centrarse en la adecuación de los tipos de cultivos a las características climáticas de la región, promoviendo así la implantación de especies con menor demanda de agua. También es necesario implementar campañas que generen conciencia en la población respecto al valor del agua como un elemento vital, cada vez más escaso y que debemos cuidar.

La escasez de recursos hídricos es un problema ambiental que sin duda generará conflictos de interés entre diversos grupos sociales, entre países y regiones. Su solución, entonces, deberá abordarse más temprano que tarde y desde distintas perspectivas. Es de esperar que en este proceso autoridades y ciudadanos realicen los esfuerzos conjuntos necesarios.

Redes Sociales

Instagram