arrow-right host location public time type

Criatura en gestación

3 de Julio 2017 Columnas

Fue un resultado modesto, dadas las expectativas que ellos mismos lograron sembrar. Sobrepasaron apenas los 300 mil votos, una cifra que en opinión del diputado Gabriel Boric no estuvo a la altura de lo que su coalición proyectaba. Sin ir más lejos, el senador Ossandón obtuvo, por sí solo, cerca de 50 mil votos más que todo el Frente Amplio, lo que ilustra las diferencias en el peso relativo de una fuerza emergente, en contraste con un bloque consolidado como Chile Vamos, que se alzó por sobre el millón 400 mil sufragios.

Pero hay que poner las cosas en perspectiva: el Frente Amplio es un conglomerado que recién ve la luz de la participación política en las grandes ligas; que tiene una existencia formal de sólo un par de meses y que debió recurrir en tiempo récord a la inscripción de una colectividad -Revolución Democrática- para poder viabilizar electoralmente a sus precandidatos. En rigor, una criatura en gestación, con toda su precariedad y falta de recursos, pero que fue capaz de llegar a una instancia decisiva como la primaria legal, y de plantarse de igual a igual frente a la centroderecha, algo que en las actuales circunstancias la Nueva Mayoría no estuvo en condiciones de hacer.

Los resultados obtenidos ayer por el Frente Amplio implicaron, de algún modo, una sana dosis de realismo, evidencia categórica de que no es ni será fácil construir un proyecto de gobernabilidad que pueda competir con los dos bloques hegemónicos de la política chilena. En efecto, el sueño un poquito adolescente de que con lo hecho hasta ahora ya estaban ad portas de pasar a segunda vuelta en noviembre próximo, ha quedado en entredicho. Hoy, en función de la convocatoria obtenida en esta primaria, esa meta se ve en realidad lejana, un desafío mayor desde el punto de vista político, orgánico y -mal que les pese a los despreciadores del dinero- también financiero.

Con todo, hay que reconocerlo: el Frente Amplio dejó instalado el germen de una fuerza que tiene una potencialidad política y cultural innegable; representan a un bloque que ha sido capaz de plantear un discurso crítico frente al actual modelo político y de desarrollo con una consistencia que ningún otro había tenido en mucho tiempo. Se han propuesto romper el duopolio y, al menos en estas primarias, dieron sólidos pasos en esa dirección. Pero, al mismo tiempo, han mostrado las debilidades de un proyecto todavía incipiente, que tiene un enorme camino por recorrer, si lo que quiere es efectivamente representar una opción real de poder.

En síntesis, esta fue una primaria que con seguridad dejó un sabor agridulce en las dirigencias y partidarios del Frente Amplio. Tuvo la capacidad de mostrar los primeros pasos de quienes emprenden un trayecto con energías y convicciones, pero hizo visible también la vastedad de todo lo que es necesario avanzar, para poder hacer realidad la envergadura de las metas planteadas.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram