arrow-right host location public time type

Control preventivo de identidad

24 de marzo 2019 Columnas

Señor Director:

Recientemente, personeros de gobierno han informado la voluntad de reformar el control preventivo de identidad, ampliando su procedencia a adolescentes de entre 14 y 17 años y permitiendo el registro de vestimentas, vehículo y automóvil del sujeto controlado, sin necesidad de indicios.

Si bien es indudable que el control de identidad preventivo debe ser reformado, la propuesta del Ejecutivo apunta en la dirección equivocada.

La crisis actual del control preventivo de identidad se debe a la completa indeterminación de criterios que posibilitan su realización. Hoy se permite a la policía ejercer dicha facultad respecto de cualquier ciudadano, bajo cualquier circunstancia. Dado que actualmente solo el 5% de los controles preventivos de identidad deriva en una detención, más que preventivo, este control de identidad es aleatorio, ineficiente y arbitrario.

Dicho diagnóstico fue compartido por la Comisión Asesora Ministerial para el perfeccionamiento del Código Procesal Penal, al entregar su informe final a comienzos de año. La propuesta de la Comisión a este respecto apunta principalmente a introducir como presupuesto de procedencia del control preventivo de identidad la existencia de una conducta que perturbare el orden y la seguridad pública. Lo anterior pareciera estar ausente en la propuesta recientemente anunciada.

En tiempos en los cuales la confianza de la ciudadanía en Carabineros se encuentra en entredicho, las reformas impulsadas por el Gobierno debiesen limitar el abuso en el ejercicio de esta herramienta, racionalizando su uso. Solo de este modo se convertirá en un instrumento eficaz de prevención del delito.

Publicada en El Mercurio.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram