arrow-right host location public time type

Campaña de vacunación

22 de Diciembre 2020 Columnas

SEÑOR DIRECTOR

Desplegar la campaña de vacunación contra el coronavirus supone enfrentar desafíos inéditos desde una perspectiva comunicacional. Esto exige volver a las premisas fundamentales de una adecuada comunicación pública en materia de salud: entregar información basada en evidencia científica en forma clara, precisa y transparente, y poner en marcha canales de escucha y respuesta que permitan canalizar eventuales aprensiones.

Asimismo, es crucial potenciar el sentido colectivo en una doble dimensión. Primero, se requiere realzar que la decisión de vacunarse tiene implicancias sociales: es un acto solidario que permite proteger a otros. Segundo, es básico entender que todos los actores políticos y sociales tienen un rol.

En teoría, lo anterior resulta obvio, pero no es así. En la política, existe el riesgo de que algunos busquen obtener beneficios y visibilidad de corto plazo, antes que actuar guiados por una visión de política pública de largo alcance. Asimismo, está el peligro de dar crédito a quienes se autoproclaman como expertos, sin serlo, y que confunden la opinión y la evidencia, en el afán de llamar la atención.

Para bien, la crisis sanitaria ha llevado a que el mundo científico tome un papel mediático más activo, se acerque más a la ciudadanía y explique en fácil aquello que técnicamente es complejo. Su papel es clave, en estos tiempos en que la confianza depositada en la autoridad política y otras instituciones es escasa.

Y está el rol comunicacional de la ciudadanía, donde el punto central es cómo cada persona filtra, discierne y circula la información, ante un exceso de desinformación que se difunde por redes sociales.

En definitiva, nuevamente somos llamados a actuar en forma colectiva.

Publicada en La Tercera.

Contenido relacionado

Redes Sociales

Instagram