arrow-right host location public time type

CEFIS UAI lanzó proyecto de Fundaciones Comunitarias de la mano de Mott Foundation

3 de Septiembre 2020 Noticias

A fines de agosto debutó un proyecto liderado por el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales de la UAI de la mano de la Charles Stuart Mott Foundation, institución privada de Estados Unidos que por más de 90 años ha apoyado el desarrollo de fundaciones comunitarias en varios países y que hoy se hace presente en Chile a través de su alianza con el CEFIS para desarrollar un proyecto en el que participan 20 actores del ecosistema filantrópico nacional. En la primera sesión de trabajo del proyecto participaron Magdalena Aninat, directora del CEFIS, Rodrigo Villar, investigador senior, Rocío Vallespín, coordinadora de investigación del centro y participó como invitado Agustín Landa, presidente de la alianza de fundaciones comunitarias de México Comunalia y también asesor de Mott Foundation.

Las Fundaciones Comunitarias

Las fundaciones comunitarias son un tipo de institución filantrópica que está en crecimiento a nivel global. Independientes de afiliación política y de intereses privados particulares, trabajan en un territorio definido, gobernadas por actores locales, movilizando recursos del territorio y atrayendo recursos externos para la promoción, fortalecimiento y apoyo financiero de organizaciones locales, generando así, el desarrollo de comunidades sostenibles. Con la convicción de que son instituciones claves para generar confianza, establecer puentes para el trabajo colaborativo en los territorios y fortalecer instituciones y organizaciones locales, el CEFIS invitó a participar de este learning journey a diferentes actores del ecosistema filantrópico nacional, que pueden contribuir al desarrollo de las fundaciones comunitarias en Chile, así como también a fundaciones interesadas en promover la filantropía local y organizaciones con programas de desarrollo local y comunitarios.

El proyecto

El proyecto liderado por el equipo del CEFIS contempla un semestre de trabajo online a través de talleres y webinars, en que los participantes conocerán el modelo de las fundaciones comunitarias, su historia, su relación con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible planteada por la ONU y su potencial valor para Chile. Además, contempla una etapa de reflexión sobre el papel de cada uno de los actores del ecosistema en el desarrollo de las fundaciones comunitarias y una fase de planificación, en que los asistentes crearán una hoja de ruta para iniciar un movimiento de promoción de estas organizaciones en Chile.

En la sesión inicial, realizada la mañana del 25 de agosto, Magdalena Aninat contó a los 25 participantes acerca del modelo impulsado por la Mott Foundation y a cómo fue que la organización invitó al centro de la UAI a trabajar en conjunto. Además, constató que conociendo el trabajo de las fundaciones comunitarias en todo tipo de países, el proyecto resonó como un buen modelo para generar articulación y colaboración en Chile. Del mismo modo, ahondó en los problemas que ha enfrentado el país durante el último año, los desafíos que emergieron a raíz del estallido social, hoy profundizados con el desarrollo de la pandemia y en el próximo proceso constituyente, expresando que “lo que viene en Chile nos va a hacer cuestionarnos y reflexionar. Además, requiere profundizar la toma de decisiones y la participación de distintos actores de la sociedad en la construcción de sus comunidades, con mucho más poder descentralizado, con más espacio de participación y puente entre distintos actores”, lo que a su juicio forma parte del modelo de las fundaciones comunitarias, que tiene la gracia de poder desarrollarse de acuerdo al contexto de cada comunidad.

Tras la bienvenida de Aninat, los participantes del proyecto se presentaron: representantes de fundaciones, empresas sociales y otras organizaciones de la sociedad civil, entre ellos directores, directores de operaciones, encargados de desarrollo, de relación con comunidades, entre otros, realzaron el rol de las comunidades locales en el diagnóstico y la entrega de soluciones para sus propios desafíos, rescatando el rol fundamental que juegan como actores principales de su propio desarrollo.

Más adelante, Rodrigo Villar se refirió a la labor de las fundaciones comunitarias y a su experiencia en el desarrollo de estas en Latinoamérica. Con más de 35 años de experiencia en proyectos de desarrollo social en la región, comentó que a través de su trabajo en terreno en Colombia pudo darse cuenta de que las comunidades son las que tienen las soluciones a sus problemas, por lo que el camino es trabajar con ellas y no para ellas. También ahondó en cómo se acercó al mundo de la filantropía cuando coordinaba el programa de Filantropía, Sociedad Civil y Cambio Social del Centro de Estudios Latinoamericanos de Harvard, lo que le permitió conocer el mundo filantrópico y las fundaciones; “entendí la importancia de la generosidad y de los recursos como elementos fundamentales, pero también comprendí los desafíos de invertir para generar comunidades sostenibles y soluciones comunitarias con participación”. Más adelante se refirió a su trabajo con Comunalia en México, donde conoció el modelo de fundaciones comunitarias “que tiene el balance perfecto de ser vehículo filantrópico, donante y líder en la comunidad”. Al finalizar su presentación, manifestó su entusiasmo por el programa y por construir colaborativamente una hoja de ruta para desarrollar este modelo en Chile.

A Villar, le siguió la presentación de Agustín Landa, quien además de explicar a los participantes la naturaleza de las fundaciones comunitarias, hizo un recorrido por su trayectoria profesional y su trabajo de varias décadas en el desarrollo de este modelo, concluyendo que “la filantropía implica gran cantidad de relaciones personales para poder llegar a donde hay recursos. A veces hay organizaciones pequeñas muy valiosas que carecen de esas relaciones. Las fundaciones comunitarias buscan ayudar a incrementar el pastel de recursos económicos para que esas organizaciones tengan más y hagan más”.

A continuación, los participantes se dividieron en grupos de trabajo para reflexionar acerca de los desafíos para el desarrollo comunitario en Chile y el aporte que las fundaciones comunitarias pueden hacer frente a estos, las que luego fueron presentadas a todo el panel en una discusión grupal liderada por Rocío Vallespín.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram