arrow-right host location public time type

Caminos: un apoyo a la reinserción social de personas privadas de libertad

20 de Diciembre 2022 Noticias Vinculación con el Medio

El alumno de cuarto año de Ingeniería Comercial, Sandor Abad, ha dado que hablar en la comunidad universitaria por el éxito que tuvo con su proyecto “Caminos”, que busca entregar herramientas académicas para la posterior reinserción social de personas privadas de libertad, del Centro de Tratamiento y Adicciones (CTA) del Penitenciario de Valparaíso.

“Caminos” logró reconocimiento al ser el ganador de un fondo concursable de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) del campus Viña del Mar, durante el primer semestre del 2022, y recientemente, Abad fue galardonado como uno de los “Jóvenes Líderes 2022” de la región de Valparaíso, en el certamen realizado por la Fundación Piensa junto a Mutual de Seguros de Chile.

El proyecto, que tomó fuerza con la participación de cinco estudiantes, siete ayudantes y cuatro académicos de la universidad, funcionó exitosamente con 13 talleres de clases que buscaron estimular el hábito lector, el pensamiento crítico y el autocuidado. Todo esto gracias al aporte de 352 libros del Core Curriculum, que permitió crear una biblioteca con material académico dentro del penitenciario.

Pero cabe destacar que a pesar del éxito, todo comienzo nunca es rápido. Según el estudiante de ingeniería comercial, él denominó este inicio como un proceso de “serendipia”, que según la Real Academia Española (RAE), significa “un hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”, y de esta forma, Sandor se enteró de la idea de este proyecto conversando con la profesora del Core Ciencias de la Facultad de Artes Liberales, Isabel Benjumeda, quien le comentó que la habían invitado a hacer talleres en el penitenciario.

De esta forma, tras ganar el fondo concursable DAE, conseguir los libros, y tramitar los documentos para entrar el recinto penal, convocaron a las y los estudiantes y a los docentes de la Facultad de Artes Liberales, que se comprometieron a acompañar a los alumnos y alumnas en cada sesión de clases. “Todo el proceso de creación fue muy orgánico, y el nombre surgió así. Caminos va con la cualidad de la serendipia de expandir las oportunidades. Este proyecto es como una línea recta y entre más herramientas les vamos otorgando, más oportunidades van creciendo para las personas. Ahí se expande el tema de la serendipia, que significa encontrar algo bueno por parte del azar”, comenta Abad sobre la creación de este programa.

De esta manera, se desarrollaron talleres multidisciplinares en la que participaron 25 personas privadas de libertad, que están prontas a terminar su periodo en el Centro Penitenciario de Valparaíso , y que participaron en clases de literatura, emprendimiento, liderazgo, inglés y filosofía, lo que les permitirá contar con herramientas valiosas para una potencial reinserción social.

“El objetivo principal era apoyar en la reinserción. Se partió solamente como reinserción y ahora el apellido social va en línea de que no es solo reinserción profesional, no es solo organización económica, sino que queremos tocar tantas áreas, como literatura, expresión oral, liderazgo. No puedo decir que les apoyamos para lograr el 100% en su reinserción, pero sí o sí puedo decir que les dimos herramientas para que den un paso más. Hay gente muy inteligente, con mucho talento y que por las circunstancias no se les han dado las oportunidades necesarias, para poder desarrollar todo el capital humano que hay ahí”, comentó Sandor Abad sobre el proceso formativo.

Tras la finalización de los talleres, realizaron una ceremonia de cierre, donde les compartieron una encuesta para consultarles sobre sus opiniones y generaron lazos de relaciones humanas que se fueron afianzando con el tiempo. Ahora cuentan con el desafío de mejorar las mallas de los próximos talleres, para que el proyecto siga avanzando y evolucionando.

“Para lo que estamos remando ahora es que este proyecto se siga armando junto con la universidad. Ese es el plan. Estamos ahora trabajando con estudiantes, para segmentar bien las bases de cómo vamos a seguir, y que sea autosostenible en el tiempo, ya que si por algún motivo yo no estoy, que alguien pueda tomar las riendas y pueda seguir asistiendo, ya que me daría demasiada pena que esto termina, porque al final sería un impacto a la sociedad que no se está dando”, señaló Abad respecto al futuro de Caminos.

Además, Sandor destacó como creció la relación entre los estudiantes y los académicos, con las personas del Centro de Tratamiento y Adicciones (CTA) del Penitenciario de Valparaíso, ya que fueron recibidos con respeto, cordialidad y siempre con las ganas de aprender. “Uno va con su papel, con su carta de visita y con muchas ganas de enseñar. Es muy lindo, porque los chicos allá nos reciben con mucha energía. Es como la sala de clase perfecta, ya que hay buena onda y mucha disposición a participar. Hay muchas ganas de aprender más y un respeto muy lindo, como un cariño especial, diría yo”, destacó el estudiante de ingeniería comercial sobre los vínculos que lograron general, ya que comentó que inició con miedos y prejuicios, pero que terminó con un afecto especial y con un compromiso que fue creciendo a medida que transcurrieron las 13 jornadas de talleres del Core Curriculum.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram