arrow-right host location public time type

Ayudando al adulto mayor

El compromiso con la sociedad es intrínseco al profesional de la Escuela de Psicología UAI, que ofrece diversas alternativas de pasantías en el servicio público. Es así como los estudiantes Javier Hernández y Pablo Martínez, optaron por el Centro de Adulto Mayor de la Municipalidad de Peñalolén para hacer sus prácticas profesionales.

¿Qué los motiva a realizar una pasantía en la Municipalidad?

El principal empuje que tuvieron los estudiantes fue conocer el trabajo que se realiza en el sector público, descubriendo así cómo pueden ser un aporte un verdadero aporte a la comunidad.

Javier Hernández y Pablo Martínez trabajan en dos áreas del Centro: en Kintún y en la Defensoría del Adulto Mayor, “en Kintun realizamos un taller de autocuidado y autoconocimiento para cuidadores de adultos mayores con demencia”, cuenta Martínez. Mientras que en la Defensoría, realizan atenciones psicológicas a personas o familias en el contexto de abuso o vulneración de adultos mayores, aquí su labor se enfoca en “aportar desde un enfoque psicológico a la gestión de la defensoría del adulto mayor”, acota Hernández.

Una experiencia enriquecedora

Para Javier Hernández, su período de práctica le ha permitido crecer y aprender de sus pares, “la experiencia ha sido increíble, me encontré con un gran equipo de trabajo y un gran proyecto, que a pesar de estar comenzando y con todas las limitaciones que eso conlleva, hemos tenido una muy buena recepción con los vecinos con los que hemos trabajado”, añade el estudiante.

La Escuela de Psicología entrega una formación que potencia el trabajo focalizado en las personas, en la empatía y el autoconocimiento. Así lo comenta Hernández, “las herramientas que me ha dado la Escuela me permite comprender mi rol y la mejor manera de ayudar según mis herramientas y mi posición, así como también el amor por esta profesión, el enfoque situado en las personas y en trabajar siempre en beneficio de ellos y su salud”.

A su vez, para Pablo Martínez asegura que su “experiencia ha sido muy enriquecedora, hemos descubierto y aprendido muchas cosas respecto de las problemáticas de los adultos mayores, además de aprender de nosotros mismos como psicólogos en estos contextos profesionales”.

¿Recomendarían hacer una pasantía en el servicio público?

Pablo Martínez responde que sí, “dada la experiencia invaluable que uno encuentra, los aprendizajes y el servicio que uno puede hacer a la comunidad, uno siente que aporta un granito de arena para hacer de nuestra sociedad un lugar más saludable y positivo”

Javier Hernández, comparte esta perspectiva, “de todas maneras, es una muy linda experiencia que además considero necesaria para la formación de cualquier profesional”.

Enfoque futuro

Ambos, convencidos, aseguran que les gustaría seguir trabajando en esta área, “trabajar con adultos mayores es algo que cautiva y que creo que será muy difícil dejar atrás,  espero poder estar siempre ligado y capacitado para trabajar y ayudar a adultos mayores”, dice Hernández.

Me gustaría muchísimo seguir trabajando en el área y enfrentar los nuevos desafíos que pueda transformar positivamente la calidad de vida de las personas”, agrega Martínez.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram