arrow-right host location public time type

Alejandra Matus y los desafíos del periodismo de investigación

22 de Octubre 2020 Noticias

Desde su residencia en Nueva York, la periodista Alejandra Matus compartió su experiencia periodística con alumnos y alumnas de la Escuela de Comunicaciones y Periodismo, en una conversación con la directora de la carrera de Campus Viña del Mar, Karen Trajtemberg.

Matus definió su área de trabajo como aquella en que “se indaga algo que alguien con poder no quiere que se sepa” y por lo mismo, “el periodismo de investigación cruza barreras que van a implicar algún tipo de consecuencia”, como las que la llevaron a pedir asilo en Estados Unidos a fines de los 90.

Es fundamental entonces, según la profesional, hacer un proceso de preparación y trabajo minucioso que prevea cualquier intento de desacreditar la información. En sus palabras, “hay que tomar resguardos sobre todo por asegurar la validez de la investigación”, lo que implica asesorarse con expertos en ciertos temas, vislumbrar posibles problemas legales y revisar palabra por palabra lo que se publica.

Matus destacó la importancia de robustecer la indagación debido a que “los periodistas somos especialistas en buscar y procesar información, pero no somos especialistas en materias determinadas y la posibilidad del error siempre está ahí” y por eso, en su caso, recurre a sus hermanos – uno abogado y otro ingeniero – para no dar un paso en falso en su trabajo.

La autocensura es otro tema con el que debe lidiar. Para enfrentarlo tiene en cuenta un consejo que le dio la también periodista y autora de varios libros de investigación, Patricia Verdugo, quien falleció en 2008. “La independencia es la que te permite no autocensurarte. Y esa independencia no es mental, sino económica”, dijo y agregó que “frente a la persona que a uno le paga el sueldo jamás se es independiente”.

Dignificar el periodismo informativo

Sus investigaciones siempre parten del periodismo puramente informativo y por eso le da tanta relevancia a robustecer esta área. “Si no se informa sobre algún tema, muy difícilmente uno se va a hacer la pregunta de qué está detrás de esa noticia”, aseguró.

Otro elemento que le ayuda a encontrar temas sobre los que investigar es lo que ella llama el músculo de la curiosidad. “Debemos usar a nuestro favor una frase con que suelen denostarnos, eso que los periodistas somos un océano de información con un centímetro de profundidad. Pero es justamente es ese océano lo que nos permite hacer conexiones que los que son especialistas no pueden hacer porque no ven lo que pasa alrededor”, explicó.

Esa curiosidad fue la que le llevó a empezar a leer desde enero sobre el COVID-19 y prender las alertas sobre las Incongruencias entre las muertes que se informaban a nivel nacional y las que se comunicaban a la Organización Mundial de la Salud.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram