arrow-right host location public time type

¿Cómo prepararse para los cambios de la legislación de la propiedad industrial?

2 de Noviembre 2021 Estudiantes Noticias

Un curso de propiedad intelectual al que asistió en la UAI cuando estudiaba su quinto año de derecho fue lo que motivó a Agustina Davis a especializarse y buscar oportunidades laborales en esta área. Y así fue. Tras cursar en 2011 un Diplomado en Propiedad Intelectual e Industrial en la Universidad Católica, trabajó en materias de propiedad intelectual en la International Trademark Association y en Alessandri Abogados, uno de los estudios de abogados líderes en la materia.

En 2016 partió con una Beca Chile a Australia para cursar un Máster en Propiedad Intelectual en la Universidad de Melbourne. Y, hoy, la abogada de la UAI es socia del estudio jurídico Beytia Badilla Davis, compuesto únicamente por mujeres, orientado a brindar asesoría en materia de propiedad intelectual, marcas y patentes, derechos de autor y software, nuevas tecnologías y nombres de dominio. “Luego de casi 10 años trabajando en el área de la propiedad intelectual, y habiendo conocido a mis ahora socias (Marisol Beytia y Javiera Badilla), parecía como un paso natural formar nuestro propio estudio ‘boutique’. Sin perjuicio que nuestro sello personal se centra en una atención personalizada, el hecho de ser mujeres se valora mucho en un mercado donde todavía predomina mucho el género masculino”, comenta Agustina quien además hace clases de Propiedad Intelectual de la Universidad Andrés Bello. Sobre su experiencia en esta disciplina del derecho y cómo se han preparado junto a sus socias nos cuenta en esta entrevista.

En un mundo cada vez más interconectado y tecnologizado, ¿cuáles son los principales desafíos para los abogados/as que trabajan en temas de propiedad intelectual, marcas y derechos de autor?

La realidad y la tecnología avanzan tan rápido, que hacen que la legislación vaya rápidamente quedando obsoleta. Por eso, un desafío importante es mantenernos al día, facilitar la mantención de una legislación efectiva y, en definitiva, hacerla más proactiva y no tan reactiva.
Por otra parte, la homogenización de la legislación en materia de propiedad intelectual implica un esfuerzo de grandes proporciones; especialmente, considerando que para los países en vías de desarrollo como Chile, esta temática se complejiza rápidamente. Sin embargo, considero que Chile ha cumplido con creces el reto, contando actualmente con una de las oficinas de propiedad industrial (INAPI) más eficientes de la región.

Precisamente, ¿cómo ves los avances de Chile en esta materia?

Desde el punto de vista de la legislación, considero que Chile ha sabido modernizar rápidamente sus leyes. De hecho, la Ley de Propiedad Industrial (N° 19.039) acaba de ser modificada para seguir modernizándose. Además, en los últimos años, el país ha adherido a importantes tratados internacionales relacionados con materias de propiedad industrial, como el PCT que permite el registro internacional de patentes. Ahora, se discute adherir al Protocolo de Madrid que permitiría el registro de marcas internacionales, por lo que es importante estar atentos al cumplimiento de nuestros compromisos.
Desde el punto de vista de la sociedad, creo que las personas y pymes están cada vez más conscientes de la importancia de proteger sus activos intangibles, su propiedad intelectual. Lo que quizás antes una pyme dejaba para el final, ahora es una de las primeras cosas que se plantean entendiendo que su identidad es fundamental y los diferencia en un mercado cada vez más competitivo, buscando asesoría. Y eso es muy bueno. Un ejemplo reciente es el caso de la marca ‘epaté’ que acabamos de registrar para distinguir patés. INAPI rechazó inicialmente la marca por genérica y pudimos revertir el rechazo en segunda instancia ante el Tribunal de Propiedad Industrial. Imagínate hubiéramos perdido, el cliente ya usaba la marca hace varios años, hubiera sido complicado.

¿Cómo se prepararon con tus socias del estudio para los cambios de la legislación de la propiedad industrial?

El estudio constante de los proyectos de ley que ingresan al Congreso son algo de nuestro día a día para nosotras en Beytia Badilla Davis. Si bien no es algo que se esté discutiendo de forma muy intensa como otras materias de ley, como abogadas tenemos que estar constantemente al corriente de lo que se viene o puede venir para prestar asesoría efectiva a nuestros clientes.
Por otra parte, los seminarios que realiza INAPI son un insumo importante para nuestro ejercicio profesional, ya que nos permiten tener de primera mano acceso a la posición y visión que tiene la autoridad administrativa. También somos miembros de la Asociación Chilena de Propiedad Intelectual (ACHIPI) lo que nos ha permitido acceder a las actividades que realiza para sus miembros y que son tremendamente útiles para mantenernos al día en estas materias. En mi calidad de académica universitaria, haciendo clases sobre esta materia, estudio bastante y eso también me permite explorar mucho el derecho comparado.
Por último, con mis socias Javiera Badilla y Marisol Beytia, nos hemos preparado para los cambios de la legislación, realizando estudios acabados y profundos de la legislación comparada más avanzada y en temas que serán incluidos en nuestra legislación y que antes no estaban considerados, como ocurre con la cancelación por no uso de una marca. Para ello, una herramienta importante ha sido ser miembros de la International Trademark Association (INTA), que tiene mucha información relativa a la legislación internacional en materia de marcas y propiedad intelectual.

¿Qué consejos o sugerencias darías a los futuros abogados que quieran desempeñarse en esta área?

Es fundamental estudiar constantemente, buscar afiliarse a organismos gremiales o asociaciones tanto nacionales como internacionales, para estar al día en las nuevas tendencias, buscando de esta manera dar un mayor valor agregado al servicio que se presta. En su gran mayoría, los abogados que se dedican a esta disciplina pueden asesorar en temas de marcas, pero muy pocos saben de derecho comparado o están al corriente de las legislaciones más avanzadas, que por la globalización en esta disciplina es un hecho que siempre va a impactar en nuestro país.

¿Qué es lo que más destacas de la formación recibida en la Facultad de Derecho UAI para el ejercicio de la profesión legal?

Lo que más destaco es la diversidad de contenido que se enseña durante la carrera en la UAI. Los ramos fundamentales me permitieron adquirir conocimientos más allá del derecho, que me he han servido mucho a lo largo de mi carrera. Ramos como Economía, Expresión y los electivos del minor de Comunicación Social, me permitieron desarrollar habilidades que seguramente no habría podido adquirir en otras facultades de derecho.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram