arrow-right host location public time type

Académico UAI participa en investigación astrofísica financiada por la NASA

9 de Agosto 2021 Noticias

El Doctor en Astronomía y académico de la Facultad de Artes Liberales de la UAI, Jorge Cuadra, es parte del proyecto que obtuvo financiamiento de la NASA para realizar astrofísica teórica relacionada con el telescopio de rayos X llamado Chandra (Chandra X-ray Center) y que busca confirmar que los vientos de las estrellas pueden crear un disco de gas alrededor del agujero negro. Si bien el financiamiento queda en EE.UU., Cuadra participa como coinvestigador gracias a un Fondecyt que comenzó este año.

Además del astrónomo UAI,quien actualmente es Jefe del Max-Planck Partner Group sobre el Centro Galáctico e Investigador Asociado del Núcleo Milenio de Formación Planetaria,  diversos expertos internacionales son parte del proyecto: su investigador principal Christopher Russell, de la Catholic University of America; Diego Calderón, de la Charles University en Praga; Daniel Wang, de la Universidad de Massachusetts en Amherst; y Lia Corrales, de la Universidad de Michigan.

¿De qué se trata la investigación? “Nuestro proyecto tiene que ver con el centro de nuestra galaxia, donde hay un agujero negro gigante rodeado de estrellas. Unas treinta de estas están en las últimas etapas de su vida, que se caracterizan por gran pérdida de masa en la forma de vientos estelares. Estos vientos chocan entre sí, formando un ambiente gaseoso bien complejo, del cual el agujero negro se alimenta”, explica Cuadra, quien agrega que con esta investigación buscan modelar computacionalmente todo este proceso, con el objetivo principal de crear observaciones sintéticas de cómo se vería el sistema en rayos X, las que finalmente serán comparadas con observaciones reales obtenidas por el telescopio Chandra.

El investigador UAI cuenta que, si bien hay evidencia tentativa de la existencia de ese disco gracias a observaciones hechas con los telescopios de ALMA en el norte de Chile, publicadas el año 2019, los modelos computacionales desarrollados por su grupo muestran cómo este disco pudo haberse formado a partir de los vientos estelares. “Los modelos desarrollados por el otro grupo no dan el mismo resultado, es por eso que con este proyecto queremos estudiar cuidadosamente bajo qué condiciones el disco podría o no haberse formado, además de ver si las observaciones de rayos X obtenidas por el telescopio Chandra podrían comprobar que los parámetros que usamos en el modelo, incluyendo los vientos de unas cien estrellas no tomadas en cuenta hasta ahora, son los correctos”, explica Cuadra cuyo rol en el proyecto es colaborar en el desarrollo de los modelos.

 Sobre la relevancia para el mundo astrofísico de hacer esta investigación, Cuadra puntualiza que las estructuras se ven en el centro galáctico, es decir, el agujero negro, el sistema de estrellas, el medio ambiente de gas, etc, se demoran entre cientos de años y miles de millones de años en evolucionar, mientras que los expertos han podido observar esta región con telescopios por sólo unas pocas décadas, desde que la tecnología lo permite.  “Por lo tanto, no hemos podido, ni podremos en nuestras vidas, observar directamente esos procesos.  Hacer modelos computacionales nos permite entonces entender la formación y evolución (tanto pasada como futura) de esta región a pesar de no poder observarla directamente”.

Además, Cuadra enfatiza que este proyecto al igual que otros del área de la astrofísica mostrar la inmensidad y complejidad del Universo, “lo que nos permite reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo” y que para la UAI es relevante que sus docentes estén involucrados/as en proyectos de investigación de punta a nivel mundial: “ Esto permite que los estudiantes puedan escuchar de primera fuente cómo se hacen los descubrimientos y se desarrollan las teorías de las que hablamos en nuestras clases”.

 

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram