arrow-right host location public time type

Finaliza exitosa quinta versión de curso del CEFIS UAI para medir los resultados de impacto social

7 de Junio 2021 Noticias

El aumento de inversiones privadas en bienes públicos de empresas, inversionistas y organizaciones sin fines de lucro, ha generado una creciente necesidad de medir el impacto y evaluar el valor social que realmente generan los programas creados. Por esta razón, el Centro de Filantropía e Inversiones Sociales (CEFIS) de la Escuela de Gobierno UAI abrió en 2019 el curso “De la intuición a la evidencia: métodos para medir los resultados del impacto social”, que acaba de finalizar exitosamente su quinta versión en modalidad streaming.

“Hoy más que nunca es necesario adquirir herramientas que nos permitan atender el bienestar colectivo y ponerlo en centro de todas las decisiones de inversión tanto públicas como privadas. Por eso en este curso estudiamos los principios, metodologías y prácticas que nos permiten adoptar este enfoque, priorizando aquellas iniciativas que han demostrado generar el mayor impacto para la sociedad”, sostuvo la economista Pamela Frenk, una de las docentes.

“Estas medidas de impacto, dependiendo del contexto en el que utilizará la evidencia, pueden construirse de diversas maneras. Y en el curso procuramos mostrar un abanico de posibilidades que permita a las organizaciones optar por aquella que mejor responde a sus necesidades”, agregó.

Con una metodología que combina clases lectivas con ejercicios aplicados, en nueve sesiones se entrega a los alumnos herramientas para que construyan su propia hoja de ruta, incorporando la evidencia y evaluación como una forma de operar sus programas sociales. En esta quinta edición, participaron personas que lideran inversiones sociales desde el mundo de las empresas, las organizaciones de la sociedad civil, fundaciones empresariales y familiares con diversos focos, tanto de Chile como en otros países de la región.

Como explicó Magdalena Aninat, directora del CEFIS y también parte del cuerpo docente, “tuvimos un grupo de alumnos muy activos y participativos, que lideran iniciativas de inversión social con experiencias en el mundo de la educación, de la primera infancia, de los adultos mayores, de desarrollo de comunidades y calidad de vida. El curso contempla también espacios para que compartan sus experiencias, lo que fortalece el aprendizaje entre pares”.

Hoja de ruta hacia la evaluación

Uno de los sellos de la formación que ofrece el CEFIS UAI es el aprendizaje basado en la comprensión de las metodologías y su aplicación práctica. El curso “De la Intuición a la Evidencia” permite a los estudiantes aprender a distinguir qué quieren medir, para qué y cómo llevar a cabo esta medición y con ello tener la capacidad de definir su propia hoja de ruta de evaluación y comprender el resultado de los programas que impulsan.

Para Angélica Gellona, directora ejecutiva de la Fundación Actual y quien participó en la última versión, “en tiempos difíciles como los que estamos viviendo, en los que los recursos económicos se hacen más escasos aún y las necesidades crecen, creo que la evaluación de impacto es todavía más necesaria. Por eso, el principal valor de esta instancia fue confirmar la importancia que tiene la evaluación en el desarrollo de proyectos o programas sociales”.

A su juicio, “es fundamental conocer de manera objetiva y concreta si los objetivos que uno se propone se están cumpliendo y al mismo tiempo, saber si la manera en la que estamos ejecutando nuestras actividades es la correcta. Uno siempre debe estar abierto a las evaluaciones, siempre son un aporte que va orientando nuestro quehacer. En el caso de mi trabajo, me aportó mucho el entender que saber detectar el problema es lo principal para el diseño y evaluación de nuestros programas. Me hizo repensar lo que estamos haciendo y cuestionarnos si el foco estaba bien puesto”.

En tanto Agustín Riesco, líder de gestión social de la gerencia de Asuntos Públicos de la vicepresidencia de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Antofagasta Minerals, quien también participó del curso, comentó que esta instancia de formación le ayudó a entender “la diferencia entre resultados e impacto y la diferencia entre outcomes y outputs. Medir impacto requiere otros métodos, otros equipos y una decisión firme de quien ejecuta el programa de someterse a un proceso en que el resultado podría no ser necesariamente el que uno cree a priori. Por eso para las empresas que tienen programas de inversión social en los territorios es muy valioso contar con metodologías para medir el impacto y así mejorar las iniciativas junto a la comunidad. Esto potencia el rol social de una empresa”.

Agregó que “en Antofagasta Minerals tenemos como uno de los pilares de nuestro modelo de gestión social la medición de impacto, entendida no sólo como medir los programas, sino también otras dimensiones como la contribución de la compañía a los ODS y otros instrumentos para medir diferentes tipos de impactos y resultados. Creemos que es un deber contar con metodologías y aplicar mediciones de impacto para entender una parte del aporte de la compañía en un territorio y así poder ir perfeccionando los instrumentos, proyectos y programas sociales en un territorio en particular”.

El curso, que tendrá una nueva versión en el segundo semestre 2021, permite comprender cómo orientar un proyecto hacia la evaluación y la incorporación de evidencia, en base a la teoría de cambio y marco lógico, para luego comprender los elementos claves de la  valoración socioeconómica y el SROI y también de las metodologías experimentales y cuasi experimentales para realizar evaluación de impacto.

Noticias más leídas

Redes Sociales

Instagram